CIDH condena al Estado mexicano

Mujeres protestando por asesinato de mujeres en Ciudad Juárez
Image caption Mujeres cubiertas con túnicas negras, se manifestaron en la ciudad de México en contra de los asesinatos de mujeres en Ciudad Juárez.

En una sentencia considerada como "histórica", la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó al Estado mexicano como responsable por la muerte de tres mujeres en Ciudad Juárez, cuyos casos forman parte de los más de 400 homicidios de mujeres que se perpetraron a partir de la década de los '90.

Se trata de la primera resolución internacional sobre el caso de los asesinatos de mujeres en la ciudad fronteriza.

La sentencia saldrá oficialmente a la luz pública la próxima semana, pero una de las abogadas representantes de las víctimas, Karla Micheel Salas, le confirmó a BBC Mundo que la resolución es condenatoria.

"Es una sentencia histórica. Es de hecho, la primera sentencia en América Latina donde se condena el asesinato de mujeres por el simple hecho de ser mujeres".

La abogada señaló que la resolución establecerá que el Estado mexicano es responsable de la violación de derechos humanos de las tres mujeres asesinadas y de sus madres y lo obligará a entregar reparaciones a las familias.

Las víctimas son Esmeralda Herrera Monreal (15), Claudia Ivette González (19) y Laura Berenice Ramos Monárrez (17), tres de las ocho mujeres cuyos cuerpos fueron encontrados sin vida en 2001 en un predio conocido como "campo algodonero".

El gobierno mexicano emitió un comunicado en el que señala que aún no se conoce la sentencia y que el Estado mexicano ha expuesto ante la corte todas las medidas que se han emprendido para proteger a las mujeres contra la violencia y "también ha reiterado su compromiso en la lucha contra la impunidad".

El texto indica que desde 2005 se reiniciaron las investigaciones de los tres casos "con estándares internacionales de seriedad, imparcialidad y exhaustividad".

Patrón de violencia

La próxima semana se conocerán los detalles de la resolución de la CIDH, la cual presuntamente establece que el Estado mexicano es culpable por la falta de prevención de los crímenes, pese al pleno conocimiento de un patrón de violencia de género en la zona que habría costado la vida a centenares de mujeres y niñas.

En 2007 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos acusó a México de violar derechos a la vida, honra, dignidad, integridad personal, libertad, protección y garantías judiciales, entre otros cargos, que están contenidos en pactos internacionales ratificados por el Estado de México.

Durante el juicio el Estado mexicano reconoció el contexto de violencia presente en Ciudad Juárez y admitió que "en la primera etapa de las investigaciones, entre 2001 y 2003 se presentaron irregularidades" que afectaron la integridad psíquica y la dignidad de los familiares de las víctimas.

Sin embargo, el Estado alegó en su defensa que "a partir de 2004 se subsanaron plenamente las irregularidades, se reintegraron los expedientes y se reiniciaron las investigaciones".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.