Colombia "no producirá gestos de guerra"

Hugo Chávez y Álvaro Uribe
Image caption Las relaciones bilaterales siguen en su peor momento.

El presidente colombiano, Álvaro Uribe, declaró este viernes que su gobierno "no producirá gestos de guerra" con Venezuela, cuando le preguntaron su opinión sobre los dos puentes peatonales que fueron dinamitados el jueves por militares de ese país.

Según Uribe, la destrucción de los dos puentes que comunicaban comunidades de Colombia y Venezuela, divididas por un río, fue "muy grave".

Opine: ¿exagerado hablar de guerra?

Sin embargo, en declaraciones a la cadena radial RCN, el mandatario expresó que la determinación de su gobierno "es la derrota del terrorismo, nunca la guerra a los pueblos hermanos".

El presidente colombiano insistió en que su gobierno no tiene "ninguna pretensión contra la comunidad internacional y mucho menos contra Venezuela".

"Saludo afectuosamente al hermano pueblo de Venezuela", declaró Uribe.

Venezuela congeló sus relaciones con Colombia a finales de julio pasado como protesta por el acuerdo militar que suscribieron Bogotá y Washington por diez años, que les permitirá a efectivos militares de Estados Unidos utilizar siete bases en Colombia.

Relación Colombia-Venezuela

El presidente venezolano, Hugo Chávez, considera que ese acuerdo hace parte de una ofensiva contra su gobierno y que Colombia puede convertirse en "cabeza de playa" de un proyecto, según él, liderado por Estados Unidos en su contra.

Por otra parte, el ministro de Defensa de Colombia, Gabriel Silva, declaró a la cadena radial Caracol que "no podemos aceptar una agresión contra la población civil ni contra el territorio patrio. Para eso estamos preparados. Hay que evitar a toda costa una provocación, pero tenemos un límite, naturalmente".

Lea: Venezuela destruye puentes con Colombia

En su entrevista con RCN, Uribe insistió en que, pese a las restricciones impuestas por Caracas desde finales de julio pasado, Colombia quiere mantener el comercio con Venezuela, el segundo comprador de sus productos después de Estados Unidos.

"Aunque nos quede el último pedacito de carne, estamos dispuestos a compartirlo con Venezuela", señaló.

"No caer en provocaciones"

El comercio y el paso fronterizo entre Colombia y Venezuela han sufrido muchas alteraciones en las últimas semanas, entre ellas cierres intempestivos, protestas, deportaciones y prohibición de ingreso de vehículos.

Uribe cuidó mucho el lenguaje que utilizó en la entrevista radial y dijo que su gobierno no quiere caer en "provocaciones verbales", sino "acudir a los organismos internacionales".

Esa es la política que adoptó desde hace unas semanas la cancillería colombiana, según estableció BBC Mundo con fuentes del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Image caption La destrucción del paso peatonal se agrega a la lista de incidentes fronterizos que han agravado la ya mala relación entre los dos países.

"No vamos a caer en la trampa de las andanadas verbales", le dijo una alta fuente a BBC Mundo.

La diplomacia colombiana está documentando todos los casos que considera violatorios de la ley internacional, por parte de Venezuela, para llevarlos a diferentes instancias.

Así lo hizo, por ejemplo, ante la Organización Mundial del Comercio, OMC, a donde llevó la queja por las restricciones adoptadas por Caracas contra los productos colombianos; ante Naciones Unidas y la Organización de Estados Americanos con las declaraciones del presidente Hugo Chávez donde pidió prepararse para la guerra y lo hará ante estos dos organismos con la destrucción de los puentes peatonales.

El próximo 29 de noviembre, en Quito, está prevista una reunión cumbre de cancilleres de la Unión de Naciones del Sur, Unasur, donde se analizarán las tensiones entre Colombia y Venezuela.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.