Última actualización: lunes, 23 de noviembre de 2009 - 17:14 GMT

Irán busca alivio en América Latina

Presidentes de Brasil e Irán.

Según analistas, a Irán y Brasil los unen intereses económicos y estratégicos.

El presidente de Irán, Mahmoud Ahmadinejad, llegó a Brasil con los objetivos de ampliar sus acuerdos para aliviar los efectos de las sanciones económicas impuestas contra Irán y buscar apoyo para su programa nuclear.

"La administración del presidente Ahmadinejad es la que más ha buscado acuerdos comerciales en regiones antes ignoradas como África, América Latina y otros países asiáticos", dijo Mahjoob Zweiri, economista y experto en ciencias políticas de la Universidad de Jordania.

"Ahmadinejad ve en Brasil un socio comercial y estratégico, un posible mediador con Occidente", señala Mohammad Marandi, analista de la Universidad de Teherán.

"El gran interés de Irán en América Latina es comercial, pero también está la estrategia para buscar apoyo internacional para su programa nuclear", agregó Marandi.

Para Zweri, las sanciones económicas de Estados Unidos y otros países europeos hicieron que el gobierno de Irán se lanzara en busca de nuevos mercados, principalmente en el hemisferio sur.

En los últimos años, Irán ha aumentado su presencia económica y diplomática en América Latina. Hace poco anunció la apertura de oficinas comerciales y embajadas en Chile, Colombia, Ecuador, Nicaragua, Bolivia y Uruguay.

clic Participe: ¿Un socio más o un aliado incómodo?

Acuerdos comerciales

Las sanciones y la presión de EE.UU. hicieron que el gobierno iraní buscase terreno en la región que supuestamente era de influencia estadounidense y que fue ignorada por el gobierno del ex presidente George W. Bush

Oussama Safa

Es por esto que Ahmadinejad desembarca en Brasil acompañado de 200 empresarios que buscan negocios en áreas de petróleo e inversiones en el mercado financiero.

Se espera que Ahmadinejad firme 23 acuerdos comerciales con el presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva.

Según el Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán, el país quiere invertir en petróleo, petroquímicos, agricultura, construcción, así como en el sector minero y automotriz.

clic Lea: La polémica política exterior brasileña

El comercio entre Brasil e Irán está valorado en US$2.000 millones al año. Los brasileños exportan comida, carros y remedios, entre otros. También tiene operando a Petrobras en ese país.

A cambio, Irán exporta tapetes, sal, químicos, combustible y frutas secas.

"Irán viene ampliando acuerdos económicos con países africanos donde ya posee inversiones y busca un mayor comercio con países latinoamericanos, especialmente con pesos pesados como Brasil y Venezuela, explica Mahjoob Zweiri.

De acuerdo con el analista, la relación de Irán con Venezuela viene de los años '60, cuando ambos países participaban en la fundación de la Organización de Países Exportadores de Petróleo, OPEP.

"Los dos países, por ejemplo, invertirán US$200 millones en una empresa de cemento en Bolivia".

Zweiri también explica que más allá del ámbito económico, Irán busca mayor apoyo político para huir de su aislamiento en el escenario internacional con Occidente.

Estrategia geopolítica

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

De acuerdo con el director del Centro Libanés de Estudios Políticos, Oussama Safa, Irán también busca mayor presencia en América Latina para contrarrestar la fuerte presencia estadounidense en dos de sus vecinos, Irak y Afganistán.

"El esfuerzo de expandir la relación estratégica con países del continente refuerza al gobierno de Ahmadinejad. La fuerte alianza entre el presidente iraní y Hugo Chávez también está basada en la ideología antiestadounidense", dijo Safa.

Para él, Irán quiere llegar a Estados Unidos usando a América Latina como moneda de cambio.

"Las sanciones y la presión de EE.UU. hicieron que el gobierno iraní buscase terreno en la región que supuestamente era de influencia estadounidense y que fue ignorada por el gobierno del ex presidente George W. Bush", agregó el especialista.

Safa opina que Brasil ofrece a Irán un peso considerable, dada la importancia del país sudamericano en el escenario internacional.

"Brasil ya es una potencia económica y política mundial, es el líder de su región. Ganar apoyo brasileño sería una gran victoria para Ahmadinejad".

Por su parte, Mahjoob Marandi considera que la ambición brasileña de conseguir un asiento permanente en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas ha hecho que los dos países se acerquen con intereses mutuos.

"Brasil quiere un puesto permanente y mayor participación en la mediación de asuntos internacionales, principalmente en Medio Oriente. Mientras que Irán quiere tener más interlocutores importantes a su favor", explicó.

Sanciones

Brasil quiere un puesto permanente y mayor participación en la mediación de asuntos internacionales, principalmente en Medio Oriente. Mientras que Irán quiere tener más interlocutores importantes a su favor

Mahjoob Marandi

Las sanciones del gobierno de EE.UU. incluyen un embargo a negocios entre empresas estadounidenses e iraníes, la venta de aviones y piezas, inversiones de petroleras estadounidenses en el país asiático y la prohibición a bancos iraníes de transferir dinero a Estados Unidos, y viceversa.

Existe una lista de productos que pueden ser comercializados siempre y cuando no sean enviados directamente a Irán.

La Unión Europea también congeló fondos pertenecientes a bancos iraníes, incluido la mayor entidad de ese país, y agregó más nombres a la lista de ciudadanos iraníes que tienen prohibida la entrada Europa.

El aislamiento iraní aumentó en los últimos años debido a su polémico programa nuclear.

Estados Unidos y otros países occidentales acusan al gobierno iraní de intentar desarrollar armas nucleares. Pero Irán insiste en que su programa tiene fines pacíficos para la producción de energía e investigaciones médicas.

En 2007, el presidente Lula manifestó su apoyo directo a Irán para que desarrollara su programa nuclear, siempre y cuando fuera con fines pacíficos.

Brasil también criticó la imposición de más sanciones a Irán, alegando que la Agencia Internacional de Energía Atómica debería resolver la cuestión nuclear iraní, y no el Consejo de Seguridad de la ONU.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.