Cuba: prensa oficial reclama entrevistas

Granma. Foto: Raquel Pérez
Image caption Granma se sumó al reclamo de más transparencia iniciado hace meses por Juventud Rebelde.

El periódico oficial del Partido Comunista, Granma, publicó un artículo reclamando una mayor transparencia con la prensa nacional y criticó a dirigentes y funcionarios que ponen obstáculos al trabajo de los periodistas y fotógrafos.

La periodista que escribe la nota, Katia Siberia García, hace referencia a varias situaciones en las que dirigentes de empresas y entidades le negaron, sin razón aparente, el acceso a los periodistas y gráficos de los medios nacionales de prensa.

Siberia García se llega a preguntar "¿qué esconden quienes rehúsan fotos y entrevistas? ¿A qué temen quienes aluden a disposiciones y autorizos para impedir que periodistas y fotógrafos de nuestros medios de prensa ofrezcan informaciones?".

Pero lo más importante del artículo es que en él se revela que la máxima instancia de poder en la isla, el Buró Político del Partido Comunista, emitió una resolución según la cual nadie tiene derecho a negar la información pública a la prensa.

Lea: periódico cubano ataca la censura

Sin derecho a negar información

La nota de Granma revela que desde el año 2007 existe una resolución del Buro Político "para incrementar la eficacia informativa de los medios de comunicación, la cual establece que salvo el secreto militar y estatal, nadie tiene derecho a negarnos información".

Parece un cambio de rumbo en el que el secretismo de los funcionarios ya no será premiado, porque ahora va contra la línea oficial del Partido Comunista. Se trata de una campanada de advertencia para todos aquellos que sabotean la decisión.

El artículo, que tiene una importancia aún más particular por haber sido publicado en el medio más conservador del país, ataca sin diplomacia a los "funcionarios casi infranqueables, solo accesibles en actos y reuniones; administrativos que se amparan en el bloqueo y el acecho enemigo; directivos que desenvainan "por cuantos y por tantos"; relacionistas públicos que entorpecen los contactos".

Permisos para entrar

La periodista cuenta una serie de historias en las que los dirigentes de las empresas les niegan el acceso a los periodistas nacionales bajo el pretexto de que no existió una coordinación previa con sus organismos superiores.

El caso extremo es el de la directora de una escuela secundaria, la cual impidió la entrada de los fotógrafos de Granma a los actos de celebración del primer día de clases, porque estos no tenían una autorización firmada por el propio viceministro de Educación.

Image caption Uno de los problemas de los periodistas es que los funcionarios se niegan a hablar con la prensa.

Dicho así puede parecer una locura, un exceso de misterio o un celo extremo en la protección de cualquier información que pueda beneficiar al "enemigo". Sin embargo, en algunos casos las razones podrían ser mucho más mundanas que patrióticas.

El periódico menciona que "en las tiendas recaudadoras de divisas, donde todo se exhibe y está a la vista, igualmente tienen prohibido tirar fotos o acceder a información". La periodista no parece comprender la razón o no la dice en su artículo.

El problema en la mayor parte de las tiendas es que los precios están "multados", es decir que se les pone a los artículos un valor mayor del estipulado y esa diferencia se la reparten entre los directivos y los empleados. Razón de sobra para que prohíban las fotos.

Algo parecido ocurre en casi cada empresa del país, donde se exige coordinación previa para que los periodistas accedan, es decir tiempo suficiente para "poner la casa en orden".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.