Chile reacciona a "pruebas" de espionaje

Subsecretario de Relaciones Exteriores de Chile, Ángel Flisfich
Image caption La autoridad chilena acusó recibo del documento sobre el caso de espionaje que denuncia Perú.

La cancillería de Chile rechazó mediante una nota verbal las denuncias del gobierno de Perú sobre supuesto espionaje que involucra al suboficial peruano Víctor Ariza Mendoza.

El subsecretario de Relaciones Exteriores de Chile, Ángel Flisfich, leyó el comunicado que se le entregó al encargado de negocios de Perú, Guido Toro, señalando que "el gobierno de Chile rechaza los términos de la nota peruana, por estimar que los mismos no se condicen con el espíritu constructivo que debe presidir la relación bilateral".

En todo caso, Flisfich no dio detalles de los "términos" usados por Perú en la presentación de las pruebas sobre el caso de supuesto espionaje y además hasta ahora no se saben los detalles de esa nota.

Lea: Viejas heridas, nuevos roces

El presidente de Perú, Alan García, reaccionó la semana pasada afirmando que el supuesto pago a Ariza Mendoza para enviar información militar reservada a Chile constituía "un atentado contra la soberanía" de su país.

También llamó a Chile una "republiqueta" por acudir a esas presuntas prácticas.

Acuso de recibo

La autoridad chilena acusó recibo del documento sobre el caso de espionaje que denuncia Perú y expresó que "se procederá a su cuidadoso estudio, cuyos resultados se comunicarán a ese país una vez que éste haya concluido".

La respuesta de Chile mediante una nota verbal llega un día después que el canciller Mariano Fernández destacara que el conflicto había "entrado en una cierta racionalidad", y se observaba una "cierta serenidad".

Tras conocer la respuesta chilena, el ministro del Interior peruano, Octavio Salazar, lamentó el rechazo a la documentación que se envió a Santiago y cuestionó la actitud del país vecino.

"Ya se ha enviado todo el atestado, todas las pruebas, los correos electrónicos, los teléfonos, los contactos. Qué más se puede enviar para que las personas puedan iniciar un proceso de investigación. Si no lo queremos hacer es porque algo estamos ocultando", expresó.

El ministro estimó que el gobierno de Michelle Bachelet podría estar "tapando" a militares que estuvieran involucrados en el caso del suboficial de inteligencia de la Fuerza Aérea Peruana (FAP), quien deberá declarar ante la justicia militar.

Chile y Perú vieron afectadas sus relaciones luego que el gobierno de Alan García presentara en 2008 una demanda marítima ante el tribunal internacional de La Haya, que en Santiago desconocen por estimar que los límites están claros por tratados de 1952 y 1954.

Contenido relacionado