Se une disidencia cubana

Agenda para la Transición en Cuba
Image caption La reunión tuvo lugar en el domicilio de La Habana del veterano disidente y ex preso Francisco Chaviano.

En Cuba, varios grupos pequeños de disidentes se unieron para pedir al gobierno del presidente Raúl Castro que ponga fin a la represión en la isla y que permita elecciones democráticas de múltiples partidos políticos.

La reunión tuvo lugar en el domicilio de La Habana del veterano disidente y ex preso Francisco Chaviano, quien congregó a 32 organizaciones de todo el país en una unión de grupos llamada Agenda para la Transición.

La unión emitió una declaración -distribuida a la prensa extranjera- pidiendo reformas tanto políticas como económicas. Solicitaron cambios en la ley para permitir elecciones multipartidistas libres y la liberación incondicional de presos políticos.

El documento también pide que los cubanos puedan ejercer su "libre iniciativa empresarial".

Bajo una sóla bandera

La unión aseguró que la única manera que Cuba tiene para sobrevivir a la crisis económica mundial es impulsar las reformas de mercado.

Siete disidentes cubanos firmaron el documento, entre ellos Francisco Chaviano y otro ex preso Héctor Palacios, así como el presidente de la ilegal pero tolerada Comisión Cubana de Derechos Humanos, Elizardo Sánchez.

Ésta es la última transformación de lo que sigue siendo una pequeña -y generalmente dividida- comunidad disidente en la isla.

Ha habido intentos previos de unir bajo una sola bandera a la mayor cantidad de grupos posibles, pero las alianzas siguen cambiando.

Una nueva generación de críticos también ha surgido, como la blogger Yoani Sánchez. Pero por el momento se mantienen separados de los grupos más antiguos.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.