Última actualización: lunes, 7 de diciembre de 2009 - 05:54 GMT

Bolivia hacia el nuevo piso legal

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

Con el cierre de las urnas, Bolivia hizo pie en un territorio político nuevo: los comicios generales del domingo fueron los primeros bajo la flamante Constitución política del Estado.

El documento constitucional, propiciado por el gobierno de Evo Morales y refrendado en enero de 2009 por los mismos ciudadanos, es a la vez principio y fin: marca el cierre de una etapa de acalorado debate en busca de consenso para su redacción y sienta las bases de una reforma de fondo de las instituciones que deberá instrumentarse en el futuro inmediato.

 Seguidores de Evo Morales celebran su reelección en la Plaza Murillo de La Paz

Morales ganó con una amplia ventaja, según encuestas a boca de urna.

Es la misma Constitución la que establece la creación de una Asamblea Legislativa Plurinacional que reemplazará al actual Congreso, con una estructura bicameral semejante y con la misión fundamental de diseñar las estructuras políticas de un estado boliviano reformado.

Son 130 bancas de diputados y 36 de senadores las que estaban en juego, y el gobierno siempre tuvo la mirada puesta en estas últimas.

clic Participe: Cinco años más de Evo, ¿y ahora qué?

Durante su primer mandato, Morales tuvo el control de la Cámara baja, pero sufrió los reveses que impone, en cualquier democracia representativa, tener un Senado de mayoría opositora.

Proyectos estancados, rechazos y “bloqueos” fueron algunas de las medidas que utilizaron los curules opositores, a los que el presidente ha acusado de intentar obstaculizar su gestión.

Ahora, el triunfo con más de 60 puntos porcentuales en la votación del domingo permitirá al oficialista Movimiento al Socialismo (MAS) tener un “trámite fácil” para los proyectos de ley que tiene en carpeta.

clic Morales se adjudica el triunfo

Eso, si los cómputos oficiales confirman los sondeos de boca de urna. En caso contrario, el MAS se verá obligado a pensar en un ejercicio de negociación para lograr el visto bueno a un paquete de leyes clave.

Un centenar

Para el Ejecutivo resulta fundamental conseguir el apoyo legislativo total, ante una misión con fecha de vencimiento: la Asamblea deberá aprobar un conjunto de leyes reglamentarias para la aplicación de la nueva Constitución, y deberá hacerlo antes de julio de 2010.

“El desafío será que en la implementación de la nueva Constitución política del Estado prime el equilibrio. Esta Constitución es un documento muy importante porque reposiciona al indígena en la sociedad y contempla el polémico tema de las autonomías, pero su implementación tiene que traducirse en leyes que reconozcan la diversidad cultural de nuestro país y, a la vez, sean inclusivas”, dijo a BBC Mundo el investigador Mario Galindo Soza, del Centro Boliviano de Estudios Multidisciplinarios (Cebem).

Los ansiados “dos tercios” - 24 de las 36 cargos senatoriales- se convirtieron así en una herramienta fundamental para dejar atrás el debate constitucional y pasar a una etapa de ejecución de políticas reformadoras. Una cuenta pendiente, dicen muchos, que el MAS no podrá posponer durante su segunda gestión.

clic Vea las imágenes de cómo votaron los bolivianos

La hora de la autonomía

En muchos sentidos, la jornada electoral del domingo ha tenido carácter “histórico”.

Por primera vez, los bolivianos residentes en el exterior estuvieron habilitados para votar y unos 170.000 se registraron para participar desde Argentina, España, Brasil y Estados Unidos.

Manfred Reyes Villa, candidato del Plan Progreso para Bolivia (PPB), al depositar su voto

La oposición parece haber perdido el control de la cámara alta.

Fue además el primer ensayo con un padrón biométrico, confeccionado hace algunos meses, con datos personales de los votantes, como sus fotografías y huellas dactilares.

Pero, sobre todo, el proceso electoral sirvió para abordar uno de los temas más controvertidos en el escenario político boliviano: el régimen de autonomías.

Según establece la nueva Constitución, a partir de lo que legisle la Asamblea Plurinacional se pondrá en marcha un sistema descentralizado con varios niveles de autonomía: departamental, regional, municipal e indígena.

Este domingo, los mismos departamentos que habían rechazado el modelo de autogobierno en un referendo autonómico de 2006 se inclinaron ahora por el “Sí”.

Las regiones andinas de Chuquisaca, Cochabamba, La Paz, Oruro y Potosí, fieles a Morales, aprobaron esta vez el proyecto de autonomía, una iniciativa que el mandatario ha puesto sobre la mesa para neutralizar los reclamos de la oposición.

Los otros cuatro departamentos gobernados por la oposición –Beni, Pando, Santa Cruz y Tarija- ya lo habían hecho en 2006.

En marcha

La tendencia descentralizadora, dicen los expertos, ya no dará marcha atrás, aún cuando a partir de esta transformación se generen roces en la arena política.

“No es un secreto que un régimen autonómico es más caro que uno centralizado, y eso puede crear conflictos con la oposición”, anticipa el politólogo Horst Grebe López, del Instituto Prisma.

“Dependerá de la actitud del gobierno ante la oposición para ver cómo se estructura el régimen autonómico. Más allá de los resultados, esta elección va a quedar sellada como la consolidación de las autonomías en contra de un gobierno que hizo todo lo posible, en primer término, para evitar un modelo descentralizado”, opinó el analista, en diálogo con BBC Mundo.

De hecho, las competencias de los gobiernos locales que estipula la nueva Constitución no satisfacen los reclamos de Santa Cruz, el departamento sureño rico en hidrocarburos que es bastión de la oposición y promueve una autonomía casi total.

Y aquí, dicen los expertos, el recién reelegido presidente podría tener su espada de Damocles en cualquier intento de gobernar una Bolivia unida y pacificada.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.