Colombia: "No queremos un país de víctimas"

Frank Pearl, Alto Comisionado para la Paz de Colombia
Image caption Pearl pidió realismo para el tema de la reparación a las víctimas del conflicto armado.

El Alto Comisionado para la Paz en Colombia, Frank Pearl, aseguró en entrevista con BBC Mundo que el gobierno "no quiere un país de víctimas" y que por eso se trabaja para reparar a quienes han sufrido las consecuencias del conflicto interno que aqueja al país desde hace décadas.

Pearl, quien se desempeñó como Alto Consejero Presidencial para la Reintegración Social y Económica de Personas y Grupos Alzados en Armas, explicó en una entrevista realizada en Londres, que "en el tema de la reparación integral hay que ser realista".

"Hay cosas que nunca se van a poder reparar. Si una familia no recupera su tierra, cómo se va a reparar el tiempo perdido", agregó.

El comisionado, además, desestimó un reciente informe que estableció que el conflicto armado colombiano está estancado y que las guerrillas de izquierda y los paramilitares de derecha han resurgido.

Lea: Colombia: ¿un conflicto empantanado?

Reparación a víctimas

La reparación a las víctimas ha sido un proceso complejo en Colombia. Se estima que la Comisión Nacional de Reparación y Reconciliación tiene unas 220.000 víctimas inscritas. Pero algunas voces se han alzado pues no ha dado sus frutos.

Ahora se está llevando a cabo una forma de reparación "imperfecta", dijo el comisionado, pero subrayó que existe "todo el compromiso del gobierno para lograr cada vez más equidad".

"Lo mejor que podemos hacer con las víctimas es repararlas. Tratarlas con dignidad para que dejen de ser víctimas. Porque una víctima es una persona que por algo que sucedió en su vida está anclada al pasado. No es dueña de su futuro. No se quiere un país de víctimas".

"En el punto de la restitución de bienes estamos muy colgados porque ha sido muy difícil identificar las tierras, las cadenas de testaferrato, y realmente la reparación por la vía judicial no ha sido efectiva en ningún país del mundo", agregó.

Pearl le dijo a BBC Mundo que dada esta situación el gobierno del presidente Álvaro Uribe decidió empezar a aplicar una reparación por vía administrativa.

"Mientras haya una sola víctima por reparar el gobierno está en el debe", subrayó.

"La más ambiciosa"

Esta reparación se enmarca dentro de la llamada Ley de Justicia y Paz, de 2005, que redujo a un máximo de 8 años las condenas por delitos de paramilitares a cambio de que los beneficiados contaran la verdad, desmontaran sus estructuras armadas y compensaran económicamente a sus víctimas.

Pearl dijo que Colombia "tiene probablemente la Ley de Justicia y Paz más ambiciosa del mundo".

El comisionado destacó que "en Colombia hoy las víctimas son visibles". Sin embargo, reconoció que al gobierno le quedan retos por delante.

"La restitución de tierras ha sido difícil y por eso el gobierno ha decidido reparar a las víctimas de la violencia por la vía administrativa invirtiendo US$3.500 millones en los próximos 10 años", aseguró.

Desmovilización

Image caption Una organización colombiana denunció que las fuerzas paramilitares aún tienen unos 11.000 efectivos.

Hace apenas dos semanas el Observatorio del Conflicto de la Corporación Nuevo Arco Iris, una organización no gubernamental, aseguró que las fuerzas paramilitares aún tienen unos 11.000 efectivos.

Pero Pearl señaló que "los grupos paramilitares ya no existen en Colombia porque tenían como objetivo combatir militarmente a la guerrilla".

"Hay 500 paramilitares que nunca se desmovilizaron y siguieron haciendo narcotráfico y hay otros cerca de 400 mandos medios que pertenecían a grupos paramilitares que fueron a integrar bandas criminales que existen hoy, compuestas por cerca de 3.000 personas, y que están dedicadas a actividades de narcotráfico", explicó.

Y aunque reconoció que "algunos miembros de los grupos paramilitares, hoy son miembros de estos grupos (las bandas criminales)", subrayó que Colombia está enfrentada a "tipos de violencia diferentes, más sofisticados".

Comisionado, ¿para qué?

Consultado sobre por qué Colombia precisa tener un Alto Comisionado para la Paz si, de acuerdo con el gobierno, en el país no existe un conflicto armado, Pearl aseguró: "Nosotros tenemos una amenaza y hay una confrontación con unos grupos que están dedicados al narcotráfico".

"Este gobierno tiene claro que la seguridad no es un fin en sí mismo. La seguridad es un medio para alcanzar la paz. Entonces aquí hay una mezcla de mano dura, de mano firme para quienes persisten en hacerle daño a la sociedad, pero de corazón grande, de políticas sociales para quienes quieren volver a esa sociedad", agregó.

Para Pearl, aunque el gobierno está trabajando, "todavía queda mucho trabajo por hacer para poder generar una cultura de paz (…) y tratar de cambiar los valores de los niños y los jóvenes del país porque el narcotráfico, la guerrilla y la corrupción son manifestaciones de una violencia que está interiorizada en muchos ciudadanos".

Colombia, concluyó Pearl, "necesita seguridad sin excesos y justicia sin impunidad. Hay que reducir drásticamente los niveles de impunidad en Colombia porque son muy altos".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.