Uribe pide investigar a "bolivarianos"

Álvaro Uribe
Image caption El presidente colombiano dijo que en la reunión en Venezuela hubo "complicidad con el terrorismo".

El presidente colombiano, Álvaro Uribe, quiere que la justicia de su país investigue a los dirigentes extranjeros que han apoyado a la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Uribe le pidió públicamente este jueves a la Fiscalía General de Colombia que investigue a los participantes en una reunión de la Coordinadora Continental Bolivariana que desde Venezuela hicieron esta semana elogios a los jefes de las FARC.

Desde Caracas, la Coordinadora Bolivariana nombró a los jefes de las FARC en su presidencia colectiva.

El mandatario colombiano considera que los dirigentes que participaron en la reunión de la Coordinadora son "cómplices" de las FARC y deben responder por el delito de concierto para delinquir.

"La decisión que se tomó ayer en Venezuela es una decisión de complicidad con el terrorismo, es la tipificación de varios delitos", señaló Uribe.

La guerrilla de las FARC, con más de cuatro décadas de existencia, está en el listado de organizaciones consideradas como "terroristas" por la Unión Europea y Estados Unidos.

Hasta el momento la Fiscalía colombiana no ha comentado la solicitud de Uribe.

Recientemente, un juez colombiano ordenó la detención del diputado venezolano Amilcar Figueroa, miembro de la asamblea nacional de su país y del Parlamento Latinoamericano. A Figueroa se le investiga por supuestos nexos con las FARC.

Un proceso complicado

Uribe hizo su declaración días después de que el comandante de las Fuerzas Militares de Colombia, general Fredy Padilla, les escribió una carta a los participantes en la reunión de la Coordinadora Bolivariana, pidiéndoles que fijaran distancia con las FARC.

El jefe militar habló después de que se conoció un video del máximo comandante de las FARC, "Alfonso Cano", saludando la reunión que se realizó esta semana en Caracas.

La solicitud hecha por Uribe es muy difícil de llevar a la práctica, teniendo en cuenta que los posibles investigados viven fuera de Colombia y es poco probable que comparezcan ante las autoridades judiciales de este país.

Lo anterior hace que los procesos judiciales sean mucho más lentos que de costumbre.

Y si se tiene en cuenta el actual deterioro de las relaciones entre Colombia y Venezuela también es poco probable que haya mucha cooperación entre las fiscalías de los dos países.

En ese escenario, un proceso judicial en contra de dirigentes extranjeros por supuestos vínculos las FARC es poco probable que produzca resultados, al menos en el corto plazo.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.