Canciller mexicana se reunió con Castro

La secretaria de Relaciones Exteriores de México, Patricia Espinosa, se reunió con el presidente de Cuba, Raúl Castro, durante tres horas en La Habana. Entre los temas tocados están la lucha contra el tráfico de personas y la reconstrucción de los lazos bilaterales.

Image caption Espinosa habló de diversos temas con Castro, como el cambio climático y el golpe en Honduras.

"Hemos tratado la visita tanto del presidente (Felipe) Calderón a Cuba como la de Raúl Castro a México y acordamos definir las fechas por medios diplomáticos", explicó la canciller, pero adelantó que el mandatario mexicano podría realizar el viaje durante el primer semestre de 2010.

Otro de los temas tratados durante el encuentro con el presidente cubano fue el del cambio climático. "Hablamos de las consecuencias que tiene para la región y le explicamos la propuesta mexicana de crear un fondo verde", dijo Espinosa.

La canciller mexicana no sabía que empresarios de su país tienen cuentas congeladas en los bancos cubanos por falta de liquidez. Uno de los funcionarios que la acompañaban dijo que el gobierno cubano había prometido hacer todo lo posible por resolverlo.

Tráfico de personas

El memorando migratorio entre los dos países le permite a México deportar a los ciudadanos cubanos capturados en su suelo sin tener los papeles en regla. Hasta ahora, han devuelto alrededor de 265 personas, el 65% del total.

Se calcula que alrededor de 10.000 cubanos utilizan el territorio mexicano cada año para llegar a Estados Unidos. La explicación es que los cubanos son los únicos inmigrantes acogidos de forma automática apenas llegan a la frontera estadounidense.

Para sacarlos de la isla se han desarrollado redes de traficantes de personas compuestas por cubanos de Miami y mexicanos. Alrededor de una treintena de ellos están presos en Cuba, según informó una fuente diplomática de México.

Sobre este tema, Espinosa adelantó que entre los compromisos adoptados entre ambas cancillerías, "acabamos de acordar el traslado de ocho personas (ciudadanos mexicanos) sentenciadas en Cuba para que la puedan cumplir en México".

Condena al golpe en Honduras

La canciller también se refirió al tema Honduras, y afirmó que "la posición de México parte del hecho de condenar y rechazar el golpe de Estado". Sobre el reciente proceso electoral en ese país sostuvo que "las elecciones son un componente esencial de la democracia pero no son un componente suficiente, un proceso democrático va mucho más allá".

Espinosa expresó que México considera que en este momento hay que darle espacio a la sociedad hondureña para que "busque vías de diálogo para lograr la reconciliación nacional y el restablecimiento del orden institucional".

Confirmó que "negociamos con el gobierno de facto un salvoconducto para que el presidente (depuesto Manuel) Zelaya se trasladase de manera segura desde la embajada de Brasil hasta el aeropuerto" y sostuvo que el estatus que se le daría es un asunto que sólo compete a México.

"El tema de la calidad migratoria está todavía en consultas entre el presidente Zelaya y nosotros", dijo y agregó que su gobierno está dispuesto a otorgarle cualquiera de los estatus contemplados por la ley para que éste pueda "residir en México por algún tiempo".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.