Castración química a violadores sinaloenses

Foto de archivo
Image caption El 10% de las mexicanas mayores de 15 años (unas 3 millones) ha padecido abuso sexual.

Un tema polémico vuelve al escenario en México: diputados del estado de Sinaloa propusieron establecer la castración química a violadores para frenar el aumento de abusos cometidos en esa entidad ubicada en el noroeste del país.

La sanción, con vigencia sólo en ese estado, contempla aplicar una inyección que inhiba el deseo sexual a los sentenciados por este delito.

El proyecto causó polémica en Sinaloa, uno de los estados más violentos de México según las autoridades, y donde nacieron algunos de los principales líderes de carteles del narcotráfico.

"Es un clamor social, necesitamos hacer algo para frenar este delito que es el más rechazado por todos", le dijo a BBC Mundo el diputado Sergio Torres, autor de la iniciativa.

Cuestionamientos

Activistas de derechos humanos cuestionaron la propuesta. Román Andrade, del Consejo Estatal para la Prevención y Atención de la Violencia Intrafamiliar, aseguró que el tema se aborda de manera superficial.

"No resuelve el problema de fondo: el sistema patriarcal que justifica el abuso a las mujeres, verlas sólo como objeto de placer. Es algo que se inculca desde niños", dijo en conversación con BBC Mundo.

Según estadísticas oficiales, Sinaloa no es el estado con mayor número de violaciones sexuales. En lo que va de este año se han denunciado 133 ataques, pero la cantidad puede ser mayor porque la mayoría de las víctimas prefiere guardar silencio, dijo Torres.

Violencia creciente

Recientemente la Procuraduría General de la República (fiscalía) afirmó que los abusos sexuales representan el mayor problema de género en México.

De hecho, el Instituto Nacional de Estadísticas (INEGI), reveló que el 10% de las mexicanas mayores de 15 años (unas 3 millones) ha padecido abuso sexual.

Es un tema que se repite a lo largo del país. En la capital mexicana, por ejemplo, diariamente se cometen 6,3 delitos sexuales, entre hostigamiento, agresión psicológica y violaciones, según datos de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF).

La mayoría no son castigados, pues de acuerdo con organizaciones no gubernamentales menos del 5% de los detenidos por este delito reciben una sentencia de prisión.

Larga historia

Es por eso que surgen "acciones paliativas" como la castración química a violadores, reconoce Andrade.

Y es que en Sinaloa no es el primer sitio donde se presenta este proyecto.

Image caption Sinaloa no es el primer lugar donde se presenta un proyecto de este tipo en México.

En 2005, diputadas del norteño estado de Chihuahua solicitaron aplicar esta sanción para frenar la ola de abusos sexuales y asesinatos de mujeres, sobre todo en la fronteriza Ciudad Juárez.

Dos años después, en la capital mexicana fue presentada una iniciativa similar que contemplaba, además, tratamiento médico y psiquiátrico a los delincuentes sexuales.

Las propuestas fueron archivadas en los congresos locales, sin discusión, algo que el diputado Torres Félix pretende evitar en Sinaloa.

"Vamos a convocar a un foro para que todos opinen y conozcan la iniciativa. Ya después de eso que se decida si progresa o no", explicó.

Más penas

Más allá de las discusiones públicas, activistas y autoridades reconocen que la castración química a violadores es una sanción con pocas posibilidades de progresar.

El presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Sinaloa, Juan Ríos, advirtió que la iniciativa no protege a las víctimas, la parte más vulnerable en estos delitos.

"Lo importante es tener un sistema de procuración e impartición de justicia que sea eficiente", dijo en conversación con BBC Mundo.

Mientras, el gobernador de Sinaloa, Juan Aguilar, aseguró que la propuesta no es viable porque la Constitución mexicana prohíbe las penas corporales o contra los derechos humanos.

Lo mejor, dijo, es aplicar sanciones que realmente inhiban a los delincuentes.

"La violación es de los delitos más asquerosos y reprobables, y si aumentando las penas se inhiben, pues hay que aumentarlas", aseguró.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.