Brasil busca crear Comisión de la Verdad

El ministro brasileño de Derechos Humanos, Paulo de Tarso Vannuchi (Foto: Marcello Casal Jr./aBr)
Image caption El ministro de DD.HH. estima que "cientos" podrían rendir testimonio.

El gobierno de Brasil inicia este lunes un proceso que podría llevar a la creación de una Comisión Nacional de la Verdad con el objetivo de investigar casos de violación de derechos humanos durante los gobiernos militares de 1964 a 1985 y de llevar ante la justicia a los responsables.

A diferencia de países como Argentina, Uruguay y Chile, Brasil nunca ha juzgado a nadie por asesinatos y torturas durante los gobiernos de facto.

Ahora, el presidente, Luiz Inácio Lula da Silva, crea un grupo de trabajo que busca llevar adelante un proyecto para establecer una Comisión de la Verdad, la cual necesita la aprobación del Congreso.

El ministro brasileño de Derechos Humanos, Paulo de Tarso Vannuchi, declaró a BBC Brasil que "cientos de personas" podrían presentar testimonio ante el organismo, tanto víctimas como presuntos victimarios.

La comisión se dedicaría a "escuchar a las víctimas y sintetizar sus declaraciones, vincular los datos, las locaciones, el tipo de violencia y determinar responsabilidades", expresó Vannuchi.

Oposición

La periodista de la BBC Fabricia Peixoto informa que durante las discusiones sobre la creación del organismo, Brasilia enfrentó la oposición principalmente del Ministerio de Defensa, contrario a que se lleven a cabo mayores investigaciones sobre torturas o enmiendas a la Ley de Amnistía.

También algunos sectores, principalmente vinculados al ejército, han dicho que la iniciativa podría transformarse en un instrumento de "revanchismo histórico".

En estos momentos, la Corte Suprema de Brasil estudia si la tortura esta incluida o queda fuera de la cobertura de esa Ley de Amnistía, aprobada en 1979 y que benefició a guerrilleros y presos políticos y libró de proceso penal a represores de los gobiernos militares.

Hace poco, Lula defendió la ley al decir que permitió "reincorporar a centenares de brasileños a la vida política y pavimentar el camino hacia la redemocratización".

Sin embargo, tras ser cuestionado por organizaciones de derechos humanos que lo acusaban de no propiciar el procesamiento penal de los militares involucrados en crímenes contra la humanidad, Lula firma este lunes el decreto que crea el grupo encargado de elaborar un proyecto de ley para establecer una Comisión de la Verdad.

Desconfianza

Pese a todo, informa Fabricia Peixoto, hay cierta desconfianza por parte de algunos grupos como el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (Cejil, por sus siglas en inglés) o el grupo Tortura Nunca Más.

La representante de Cejil en Brasil, Beatriz Affonso, manifestó que una comisión de la Verdad, en cualquier país, sólo es efectiva cuando se atiene a ciertos principios. "Es preciso que haya garantías, por ejemplo de que las audiencias sean públicas".

Affonso añadió que la comisión deberá tener acceso a los archivos y que el gobierno debe poner sus propios documentos a disposición del organismo.

Según ella, Brasilia tiene una posición "contradictoria" al reconocer una responsabilidad penal interna pero no en relación con la justicia internacional.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.