Chávez aprieta canal de cable

Seguidora de RCTV escribe logo en camiseta de compañera
Image caption El gobierno impondrá nuevas normas para los canales de cable como RCTV.

Los canales de televisión por cable con más de 70% de producción nacional tendrán que cumplir con las mismas normas que aplican a la televisión abierta, incluida la transmisión de cadenas presidenciales y publicidad oficial sin costo, de acuerdo con una nueva normativa aprobada por la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) de Venezuela.

La medida parece afectar principalmente a Radio Caracas Televisión, que fuera el más popular en señal abierta hasta que en 2007 el gobierno decidiera no renovarle la concesión que le permitía estar al aire, en una polémica decisión.

Meses después, el canal se "reinventó" a través de los servicios de cable, convirtiéndose en el más popular de ese ramo, que también ha visto crecer en forma significativa el número de sus suscriptores en los últimos dos años.

El director de Conatel, Diosdado Cabello, dijo que todos las plantas que transmiten por cable tienen que presentar documentación durante los próximos 15 días, que permita a la comisión acreditar su condición de productor nacional o internacional.

Si los contenidos, escenarios o valores culturales transmitidos, así como el personal que labora y el capital que las sostiene, es 70% venezolano, el canal tendrá que cumplir con lo establecido en la Ley de Responsabilidad civil de la Radio y la Televisión, también conocida como "Ley Resorte".

Lea: RCTV, el caso

"Un mismo rasero"

Según el también ministro de Obras Públicas, esta normativa pone en "un mismo rasero" a todos los productores nacionales y contribuye a "controlar lo que haya que controlar".

Además, Cabello explicó que se exigirá a las "cableras" o distribuidoras de televisión por cable, que al menos el 12% de los canales incluidos en su parrilla entren en la categoría de productores nacionales.

Las obligación de retransmitir cadenas oficiales para canales como RCTV sería en principio el efecto inmediato más palpable de la nueva regulación. Las llamadas "cadenas" o transmisiones conjuntas y obligatorias de radio y televisión, son una herramienta frecuentemente utilizada por el gobierno de Hugo Chávez para hacer llegar sus mensajes a la población.

Las mismas pueden prolongarse por horas y, de acuerdo con algunos sondeos de opinión, tienden a no gozar de alta sintonía.

El año 2009 ha sido de tensión entre el gobierno y algunos medios de comunicación, como el canal de noticias privado Globovisión, al que el gobierno abrió varios procedimientos administrativos que podrían culminar en un cierre temporal o total.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.