"Elián brasileño" regresa a EE.UU.

David y Sean Goldman suben a un avión
Image caption El niño nació en Estados Unidos, pero vivía en Brasil desde hace cinco años.

Tras una disputa de cinco años por su custodia, el niño estadounidense-brasileño Sean Goldman viajó este jueves a Estados Unidos, su país natal, junto con su padre David Goldman, a quien la justicia brasileña le concedió su guardia.

De esta forma se puso fin a la prolongada batalla legal entre Goldman, de origen estadounidense, y la familia materna del niño, que vive en Brasil.

Sean, de nueve años, había sido llevado al país sudamericano en 2004 por su madre, la brasileña Bruna Bianchi, bajo pretexto de estar yendo de vacaciones.

Una vez en el país, la mujer decidió pedirle el divorcio a su marido y establecerse junto con su hijo en la ciudad natal de ella, Río de Janeiro.

Bianchi volvió a contraer matrimonio, con un brasileño, pero perdió la vida en 2008 cuando daba a luz al hijo de ambos.

"Renacimiento"

Goldman, quien viajó a Brasil para buscar a su hijo, expresó a través de una carta sentir un “renacimiento” tras haber recobrado la custodia de Sean.

En tanto, la familia brasileña del menor informó que pedirá ayuda al gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva para poder viajar a visitar al niño.

Al entregar al menor a su padre en el consulado estadounidense en Río de Janeiro, los abuelos maternos del pequeño criticaron a las autoridades brasileñas, afirmando que habían cedido a las presiones de EE.UU. por “intereses comerciales”.

Ribetes diplomáticos

La batalla legal por la custodia de Sean había generado un roce diplomático entre Washington y Brasilia y cobró tal magnitud que formó parte de la agenda que discutieron Lula y su par estadounidense, Barack Obama, durante su primer encuentro en marzo pasado.

A lo largo del caso el gobierno brasileño se había negado a interferir, afirmando que era la Justicia la que debía definir el pleito.

Este jueves, la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, expresó su satisfacción por la resolución del caso.

“Estoy encantada de que el niño Sean Goldman, de nueve años, se reuniera hoy con su padre David Goldman en Río de Janeiro y de que estén volando hacia Nueva Jersey”, señaló la jefa de la diplomacia estadounidense en un comunicado.

La polémica en torno a la custodia del menor fue etiquetada por muchos como un nuevo “caso Elián”, en referencia a Elián González, el niño que en 2000 fue centro de una pelea legal y diplomática entre su padre cubano y la familia de su fallecida madre en Florida, EE.UU.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.