Pruebas de ADN a hijos de dueña de Clarín

Marcela Herrera de Noble, tras someterse a los exámenes de ADN
Image caption Los resultados podrían conocerse en los próximas 15 a 45 días.

Los hijos adoptivos de la directora del grupo argentino Clarín se sometieron a un examen de ADN para determinar si fueron robados a padres desaparecidos durante el último gobierno militar (1976-1983).

Tras una batalla legal de seis años, Marcela y Felipe Noble Herrera, ambos de 33 años y herederos del conglomerado mediático más importante de Argentina, acudieron al Cuerpo Médico Forense de Buenos Aires para practicarse las pruebas y cumplir con una orden judicial.

Sin embargo, la organización de defensa de los derechos humanos Abuelas de la Plaza de Mayo adelantó que impugnará el procedimiento, argumentando que podría tratarse de un intento de buscar un resultado negativo para cerrar la causa.

Según la asociación, los exámenes no se llevaron a cabo en el Banco Nacional de Datos Genéticos, que contiene el mayor archivo de muestras de familiares de desaparecidos, tal como estipula la ley.

Igualmente, las Abuelas de Plaza de Mayo se opusieron a que las muestras se cotejen sólo con las de dos familias querellantes y no con todas las del banco genético, que incluye las de 22 familias que investigan el paradero de descendientes de desaparecidos.

El lugar

Según sus abogados, Marcela y Felipe Noble Herrera solicitaron someterse a las pruebas de ADN en 2003.

No obstante, surgió una disputa legal sobre el lugar donde debían practicarse esos exámenes, como informa desde Buenos Aires la corresponsal de BBC, Candace Piette.

Image caption El Congreso aprobó una ley según la cual, ante una sospecha, se debe exigir la obtención de muestras de ADN.

Según los representantes legales de los Noble Herrera, las pruebas se realizaron "correctamente" como resultado de "un largo proceso judicial en el que han intervenido todas las instancias del Poder Judicial, incluyendo la Corte Suprema".

Pero las Abuelas de la Plaza de Mayo calificaron de "ilegales" los exámenes genéticos.

"No consentiremos esta medida de prueba ilegal ni que se realicen excepciones a la ley", advirtió Estela de Carlotto, la presidenta de esa organización.

Carlotto sostuvo que el Banco Nacional de Datos Genéticos "es el perito exclusivo para actuar ante la Justicia cuando se busca identificar a hijos de desaparecidos".

Se espera que los resultados de las pruebas de ADN se den a conocer dentro de 15 a 45 días.

Demandas judiciales

Marcela y Felipe Noble Herrera, que no son hermanos de sangre, fueron adoptados en 1976 por Ernestina Herrera de Noble, la principal accionista de Clarín y viuda desde 1969 del fundador del periódico, Roberto Noble.

Herrera, de 84 años, ha declarado que encontró a los dos bebés abandonados en la puerta de su casa.

Tras el regreso de la democracia a Argentina, hace más de dos décadas, se hicieron las primeras denuncias de que Marcela y Felipe Noble Herrera son hijos de víctimas de la represión ilegal.

Las madres de desaparecidos Estela Gualdaro y Mara Amelia Herrera de Miranda presentaron demandas judiciales para comprobar si ellos eran sus nietos, pero la causa no se activó hasta que en 2001 las Abuelas de Plaza de Mayo se presentaron como querellantes.

El 19 de noviembre pasado, el Congreso argentino aprobó una ley que permite que ante una sospecha de que alguien pueda ser hijo de desaparecido, los tribunales deben exigir la obtención de muestras de ADN voluntaria o compulsivamente, aunque "del modo menos lesivo y sin afectar el pudor".

Se estima que durante el gobierno militar argentino desaparecieron unas 30.000 personas.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.