Ciudad de México contra sus malas costumbres

Mujer en Ciudad de México
Image caption El origen de muchas conductas inapropiadas es la desconfianza en las autoridades.

¿Puede una de las ciudades más pobladas del planeta cambiar sus malos hábitos? Es el reto que enfrenta la capital de México, donde, según algunos sondeos, existen serios problemas de espacio y convivencia entre sus habitantes.

El proyecto que emprenderá el gobierno local implica cambiar conductas ciudadanas que hagan más habitable y segura a Ciudad de México.

Y es que, según una encuesta, existe una gran tolerancia a la violencia e ilegalidad entre los habitantes de esta capital.

El sondeo, realizado por la organización Corpovisionarios que encabeza el ex alcalde de Bogotá, Antanas Mockus, reveló que casi la mitad de los ocho millones de capitalinos justifican actos de corrupción para defender a la familia o el patrimonio.

El origen de muchas de estas conductas es la desconfianza en las autoridades, según reveló la encuesta.

Algunos comportamientos se originan en la superpoblación de la ciudad y con frecuencia derivan en acciones más graves, explicó Juana Jurado, representante en México de la organización.

"Por ejemplo, si no respetan a las mujeres en el transporte público se vuelven más agresivas, y eso puede causar problemas en casa que deriven en violencia 'intrafamiliar'. Una cosa lleva a la otra", dijo en conversación con BBC Mundo.

Daños mayores

El proyecto es similar al aplicado en las ciudades colombianas de Bogotá y Medellín Colombia y -de acuerdo con Antanas Mockus- hizo más seguras a estas ciudades.

En 2008 se realizó una encuesta en Ciudad de México de la que resultó una larga lista de conductas que, según sus habitantes, hacen más difícil la vida en la capital.

El alcalde Marcelo Ebrard eligió diez comportamientos, y a partir de febrero próximo habrá una nueva consulta para elegir la primero que debe ser modificada.

Las conductas identificadas son:

Faltar al respeto a mujeres en el transporte público, tirar goma de mascar en la calle, no recoger las heces de las mascotas, pintar graffitti, tirar basura en la vía pública, conducir en estado de ebriedad, no usar cinturón de seguridad, invadir espacios reservados a personas discapacitadas, desperdiciar agua y no respetar a peatones y señalamientos viales.

En algunos casos son costumbres aparentemente inofensivas pero que, al repetirse millones de veces, causan daños mayores.

"Mucha gente tira goma de mascar en la calle, y aparte de que ofrece mal aspecto es un problema de salud, porque guarda bacterias hasta por 15 días", afirmó Jurado.

Nuevo gentilicio

Una vez elegida la conducta más perjudicial para la ciudad, el gobierno local implementará talleres para enseñar a los habitantes a no repetirla.

En Bogotá, por ejemplo, las autoridades contrataron artistas para aplicar la estrategia, un recurso que tal vez no sea útil en la capital mexicana donde la cultura es distinta, explicó la representante de Corpovisionarios.

Mientras, el proyecto aportará un beneficio adicional. Además de cambiar conductas, los capitalinos elegirán un gentilicio que los identifique.

Hasta ahora los adjetivos más comunes son "chilango" y "defeño", que no son aceptados por la mayoría de los habitantes de Ciudad de México.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.