Último choque de candidatos en Chile

Los candidatos a la presidencia de Chile, Eduardo Frei Ruiz-Tagle y Sebastián Piñera, tuvieron su último cara a cara antes de la segunda vuelta del próximo domingo al protagonizar un debate televisivo en el que contrapusieron ideas y por momentos tuvieron duros intercambios de palabras.

Image caption Hablaron de derechos humanos y la economía.

Los derechos humanos, la economía y las alusiones al pasado marcaron el encuentro organizado por la Asociación Nacional de Televisión (Anatel), el único entre ambos luego de las elecciones del pasado 13 de diciembre.

Sebastián Piñera, candidato de la derechista Coalición por el Cambio, reiteró que si es elegido presidente no incluirá a ex integrantes del régimen militar de Augusto Pinochet porque convocará a "nuevas generaciones", en respuesta a un tema recurrente durante la última semana.

Eduardo Frei, ex presidente entre 1994 y 2000 y actual abanderado de la gobernante Concertación, defendió los logros obtenidos por el bloque desde el retorno a la democracia en 1990, cuando Patricio Aylwin sucedió en el poder a Pinochet, y señaló que no es necesario un cambio.

El primer roce durante las dos horas que duró el debate llegó cuando el ex mandatario recordó la muerte de su padre, Eduardo Frei Montalva, catalogada como asesinato por los tribunales chilenos.

Fuertes intercambios

El candidato de la Concertación emplazó a su contrincante porque "muchas personas que lo acompañan a él han tratado de desvirtuar lo que dijo el juez", a lo que Piñera afirmó sentirse "tan demócrata como el senador Frei", y no le reconoció "ninguna supremacía moral".

Otro de los enfrentamientos verbales se registró con las proyecciones económicas de ambos, ya que el candidato de derecha insistió en la promesa de crear "un millón de nuevos empleos", lo que fue desestimado por el ex mandatario.

A juicio de Frei, para generar nuevos puestos de trabajo será necesaria la intervención del Estado, y aún así sólo se lograrían crear 800.000 puestos.

Ideas sobre educación, salud y vivienda se sucedieron en las palabras de ambos candidatos.

Analistas consultados por BBC Mundo estimaron que los candidatos desaprovecharon la posibilidad de apuntar más directamente al 20,13% del electorado que apoyó en primera vuelta al independiente Marco Enríquez-Ominami.

Votación el domingo

Ambos estiman que estos votos podrían marcar diferencias este domingo.

"Cada uno trató en la práctica de focalizarse en aspectos específicos de su programa, con ideas ya establecidas, y finalmente la apreciación que uno visualiza como análisis atiende más bien a reafirmar lo que ya tienen, y no necesariamente a conseguir elementos sustantivos de votos que hayan estado con Marco Enríquez-Ominami", le manifestó a BBC Mundo el politólogo Guillermo Holzman, de la Universidad de Chile.

Similar fue el análisis del académico de la Universidad Central Daniel Contreras, quien le dijo a la BBC que "los votos indecisos comúnmente no se interesan por los debates, al contrario, éstos en vez de cambiar posiciones lo que hacen es reafirmar posturas anteriores".

Eduardo Frei, quien obtuvo un 29,60% en la primera vuelta, volvió a apuntar a la calidad de candidato-empresario de Piñera y señaló que "no hago cálculos, cuando tomé la decisión de repostular no hice ningún cálculo".

Sebastián Piñera, quien logró un 44,05% y lidera las encuestas para la segunda vuelta, reiteró que "el senador Frei ya fue presidente, creo que no hizo un buen gobierno, y Chile necesita un gobierno mucho mejor".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.