América Latina sufre por Haití

Cascos azules del ejército peruano.
Image caption Varios países intentan determinar el estado de su personal militar en Haití.

Al menos 11 soldados brasileños de las fuerzas de paz de las Naciones Unidas en Haití perdieron la vida tras el devastador terremoto del martes en el que murieron decenas de miles de personas.

La cancillería del gigante sudamericano informó que la cifra de fallecidos podría dispararse a medida que fluyera más información.

El corresponsal de BBC en Sao Paulo, Gary Duffy, recordó que Brasil, que lidera un enorme contingente de cascos azules en la nación caribeña, tiene destacados alrededor de 1.200 soldados.

Alrededor de 9.000 policías y tropas de la ONU se encuentran en Haití desde 2004 para mantener el orden, por lo que varios países estaban intentando determinar el estado de su personal.

En Argentina, el diario Clarín informó el miércoles que un casco azul argentino murió y que hay otro desaparecido, mientras que Uruguay confirmó la desaparición de uno de sus militares de las fuerzas de paz.

El más afortunado fue el contingente paraguayo, cuyos 31 efectivos habían regresado a su país un día antes del terremoto.

Dos mujeres chilenas

El ministro de Defensa de Chile, Francisco Vidal, señaló que sólo un cabo del ejército resultó con una herida leve, de los 505 efectivos militares que tiene ese país desplegado en Haití.

En Santiago, mientras tanto, se informó que dos mujeres chilenas desaparecieron tras ser alcanzadas por los derrumbes de los edificios en que se encontraban el martes al momento del sismo.

El colaborador de BBC Mundo en la capital chilena, Rodrigo Bustamante, indicó que una de ellas es María Teresa Dowling, esposa del general de ejército chileno, Ricardo Toro, quien debió asumir el mando de las fuerzas de paz este miércoles tras la muerte del jefe de la ONU en Haití, el tunecino Hedi Annabi.

La mujer se encontraba alojada en el hotel Montana cuando éste se derrumbó, dejando a unas 200 personas atrapadas en su interior, según informes de prensa.

La segunda chilena desaparecida es la abogada Andrea Loi, quien trabajaba como voluntaria en la misión de la ONU y estaba en el cuartel general del organismo cuando éste colapsó, causando la muerte ya confirmada del tunecino Annabi.

El comandante en jefe del ejército chileno, Óscar Izurieta Ferrer, admitió que "es muy probable que sea difícil encontrarla, porque estaba dentro del edificio cuando se derrumbó".

Viajan Los Topos

En la ciudad de México, el colaborador de BBC Mundo, Alberto Nájar, informó que, según datos ofrecidos por la cancillería, en Haití viven 80 mexicanos. El ministerio de Relaciones Exteriores sólo había logrado establecer contacto con 30 de ellos.

Las dificultades de comunicación con ese país impiden conocer el paradero de la mayoría, dijo un portavoz de la cancillería y añadió que oficialmente hasta ahora no se les puede considerar como desaparecidos. Tampoco se sabe si alguno resultó afectado por el sismo.

La mayoría son empleados de empresas mexicanas que tienen oficinas en Puerto Príncipe.

Nájar dijo que las autoridades preparan un primer envío de ayuda: un avión con medicinas, alimentos, personal médico y expertos en rescate partirá a Puerto Príncipe la noche de este miércoles.

"Pero la ayuda oficial no es la única que saldrá de México. La Brigada de Rescate Topos anunció que 20 integrantes viajarán a Haití para ayudar en las tareas de rescate", agregó el periodista.

Los Topos, como se conoce a la brigada en México, es un grupo de voluntarios expertos en rescatar personas de edificios colapsados, que surgió tras el sismo de 1985 que devastó a una parte de Ciudad de México.

Ayuda de la isla vecina

Fernando Ravsberg, corresponsal de BBC Mundo en La Habana, dijo que las autoridades cubanas anunciaron el envío inmediato de una brigada médica especializada en desastres rumbo a Haití.

Ravsberg recordó que "el contingente fue constituido para asistir las víctimas del huracán Katrina pero Washington no aceptó la ayuda. Posteriormente actuó durante varios años en las montañas de Pakistán, después del terremoto que devastó varias regiones de ese país".

Los miembros de la Brigada Médica Cubana, señaló el corresponsal, llevan mochilas con medicinas básicas e instrumental. "Son jóvenes, capaces de actuar por parejas en zonas aisladas y todos ellos hablan otros idiomas, lo que les permite comunicarse con la población local".

Las autoridades cubanas informaron que el personal médico que se encontraba en Haití, sigue trabajando intensamente y que solo dos de ellos sufrieron heridas leves.

Desde un primer momento crearon un hospital de campaña, junto al que derribó el terremoto, y ya han atendido a un millar de personas

Por su parte, la corresponsal en Venezuela de BBC Mundo, Yolanda Valery, dijo que hasta el miércoles, no se había informado de desaparecidos venezolanos.

Valery agregó que "la primera mision de ayuda que salió desde Caracas, compuesta por 50 personas, voló este miércoles a la 10.30 hora local".