Piñera se deshace de sus acciones en Lan

El próximo 5 de febrero el presidente electo de Chile se deshará del 19,03% de la compañía, ante las críticas por mezclar política y negocios.

Image caption Las acciones de Piñera en Lan subieron más de US$330 millones.

El presidente electo de Chile, Sebastián Piñera, confirmó que venderá las acciones que lo hacen propietario de una parte de la línea aérea Lan, que desde que ganó las elecciones el pasado 17 de enero ha acumulado grandes ganancias en la bolsa de comercio de Santiago.

La sociedad de inversión Axxion, a través de la cual el futuro mandatario chileno controla el 19,03% de la compañía, anunció una junta de accionistas el 5 de febrero que definirá la enajenación de todo o parte de las acciones de Lan Airlines S.A.

La información llegó minutos después que la bolsa de comercio de Santiago suspendiera por segundo día consecutivo la cotización de estos títulos.

La medida se adoptó en base a un marco de regulación interna que establece que una acción es suspendida, y la empresa debe dar una explicación, cuando sube más del 20% en un día. Este miércoles alcanzaba un 29,41% cuando se detuvo la transacción, mientras que la jornada anterior se suspendió cuando marcaba 21,43%.

Analistas bursátiles calculan que el monto de todas las acciones que el presidente electo tiene en Lan supera los US$1.000 millones, y sólo entre lunes y martes aumentaron su valor bursátil en US$332 millones.

Sebastián Piñera controla en total el 26% de las acciones de la exitosa aerolínea, ya que además de Axxion cuenta con otro 7,03% a través de la sociedad de inversión Santa Cecilia.

Lea: qué le piden los chilenos al nuevo presidente

Cumplir las promesas

El representante de la derecha chilena aseguró que la venta de su participación en Lan es un primer paso en el cumplimiento de la promesa de dejar los negocios antes de asumir el próximo 11 de marzo.

"Los equipos que están a cargo van a anunciar los pasos a seguir para cumplir el compromiso que yo asumí de poder ser presidente de Chile, dedicado en cuerpo y alma, a los problemas que angustian a muchos chilenos", manifestó el ex senador.

Sin embargo, su anuncio no aminoró las críticas de quienes lo cuestionan por su otrora rol de empresario-candidato, y por estar actualmente en calidad de mandatario electo y de hombre de negocios que sigue obteniendo ganancias.

El economista de la Universidad Central Juan Carlos Scapini le explicó a BBC Mundo que más allá de las posturas políticas de quienes cuestionan a Piñera, existe una interferencia en el mercado que está dada por su triunfo electoral.

"En otros países donde existen regulaciones para los candidatos ellos están obligados a hacerlo antes precisamente para no distorsionar el mercado una vez que una persona con estas características resulta ser electo presidente, porque se generan expectativas y los títulos tienden a subir más allá de los niveles que representan su fundamento en el mercado", señaló.

A juicio del experto, mientras antes Piñera venda sus acciones "será mucho mejor, y cuando lo haga todo este ruido que pesa sobre el mercado accionario y sobre la bolsa va a desaparecer".

Beneficencia

Senadores de la todavía gobernante Concertación encontraron una forma de presionar al presidente electo y le plantearon que done el dinero obtenido de aquí al 5 de febrero a instituciones de beneficencia.

"Considerando que estas millonarias ganancias se las debe al proceso electoral, Piñera debiera dar una señal y junto con vender esas acciones debiera donar esos recursos, o incluso hacer una donación al pueblo de Haití", señaló Alejandro Navarro, ex candidato presidencial.

Ante esto, Piñera dijo que cualquier medida a favor de organismos o instituciones no contará con publicidad. "No soy de aquellos que hacen obras delante de las cámaras de televisión, prefiero hacerlo en la intimidad de mi propia conciencia", retrucó.

Sebastián Piñera ganó las elecciones con un 51,60% de los votos contra un 48,39% del ex presidente Eduardo Frei, para llevar a la derecha al poder tras 20 años de gobierno de la Concertación, que asumió tras derrotar al régimen militar de Augusto Pinochet en 1988.

Además de sus acciones en Lan, el mandatario electo chileno es propietario del canal de televisión Chilevisión -que también prometió ceder antes de asumir- y cuenta con intereses en la administración del club de fútbol Colo Colo.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.