Bolivia: declaran emergencia por lluvias

El gobierno de Bolivia declaró este viernes "situación de emergencia nacional" para hacer frente a la ola de intensas lluvias e inundaciones que han dejado este mes varios muertos, más de 100.000 afectados y daños económicos millonarios.

Image caption Las consecuencias del derrumbe se asemejan a las de un terremoto.

El presidente boliviano, Evo Morales, tomó la medida luego de que en La Paz unas 70 casas se derrumbaran la madrugada de este jueves producto de las intensas lluvias caídas en la ciudad. La gente que dormía en las viviendas despertó a tiempo y logró huir.

A nivel nacional, unas 24.000 familias están afectadas por las inundaciones, riadas y granizadas.

En lo que va del mes, al menos diez personas perdieron la vida debido a los desastres naturales.

El fenómeno de El Niño llegó a Bolivia con dramas humanos que se replican en cuatro de los nueve departamentos del país.

Según el viceministro de Defensa Civil, Hernán Tuco, los departamentos de Cochabamba, Santa Cruz y Beni están sufriendo las consecuencias de las inundaciones y asegura que se ha empezando a distribuir la ayuda.

Este jueves, La Paz se sumó a las regiones afectadas debido al deslizamiento del barrio Bella Vista.

Como un terremoto

En ese lugar no hubo un terremoto, pero las consecuencias del derrumbe se asemejan al de un movimiento telúrico de esa naturaleza.

Este barrio era compartido por familias de toda condición social, desde los más pobres hasta familias adineradas. La naturaleza acabó con los bienes de todos.

La gente, cargada de unas pocas cosas, deambulaba por las calles a la espera de que las autoridades establecieran carpas de acogida transitoria.

Los ministros de Gobierno y de Defensa se movilizaron a la zona para comprometer ayuda. El alcalde de La Paz, Juan del Granado, dispuso de tres campos deportivos para hospedar a los vecinos afectados.

"Un dominó"

Image caption Ante estos desastres, el Gobierno ha informado que prepara un decreto de declaratoria de emergencia.

Rosario Larrea, vecina de la zona, le contó a BBC Mundo que escuchó gritos, salió corriendo y vio que "las casas se caían como dominó".

La familia Yujra Huanca llora porque hace un año tomó un préstamo bancario de US$22.000 dólares para comprar una casa que ahora quedó reducida a la nada.

El periodista Mario Espinoza, uno de los afectados, le contó a BBC Mundo que su casa comenzó a crujir y que "media hora más tarde, como las torres gemelas, la casa colapsó y se hundió totalmente".

El alcalde Juan del Granado dijo que "fue un deslizamiento súbito" probablemente producido "por la humedad".

En emergencia nacional

Ante estos desastres, el gobierno declaró el estado de emergencia, lo que permitirá saltar la burocracia para movilizar ayuda.

Este jueves, las autoridades de Defensa Civil debían viajar a Beni para entregar carpas a los afectados por las inundaciones, pero no pudieron hacerlo porque se concentraron en el deslizamiento de La Paz.

En Beni, donde suelen producirse las más graves inundaciones, unas 750 familias ya están viviendo a la vera de una carretera.

El viceministro Tuco asegura que se dispone de US$6,6 millones para atender la emergencia y que, si fuera necesario, se puede disponer de un fondo de US$70 millones de la Corporación Andina de Fomento (CAF).

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.