Bicentenario: entre disculpas y cooperación

Pintura de próceres latinoamericanos
Image caption Algunos gobiernos latinoamericanos han adoptado una conducta revisionista.

Dos siglos después del inicio de las luchas independentistas en América Latina, el debate sobre si España debe pedir disculpas por el papel que tuvo en sus antiguas colonias sigue latente y provocó reacciones variadas entre los lectores de BBC Mundo.

Transcurrido este tiempo, España ha evitado cualquier tipo de mea culpa mientras en América Latina algunos gobiernos han adoptado una postura revisionista y en sus discursos se han centrado en recordar o reconocer los abusos cometidos contra los indígenas durante la colonia o después de ésta.

De los comentarios que llegaron a nuestra redacción, no hubo una opinión predominante. Desde diferentes países nos enviaron opiniones que contrastan entre sí y que ayudan a pintar un mapa donde hay puntos de vista tan variados como nuestros orígenes.

Lea: España: Bicentenario sin mea culpa

Algunos de nuestros lectores sostienen convencidos que es necesario que España se disculpe por su pasado violento hacia las colonias.

"España no sólo debe disculparse, sino devolver toda la riqueza que se robó y compensar a todos los latinoamericanos por los daños causados durante la invasión, robo, saqueo y destrucción de las civilizaciones existentes. Este fue un verdadero holocausto de mayores proporciones que el del siglo XX", señaló Alberto Márquez desde Dallas, Estados Unidos.

Pero aunque algunos de nuestros lectores reconocen el violento pasado del imperio colonial otros admiten que pedir disculpas no cambia en nada la situación del continente y que más bien la experiencia nos debe servir de aprendizaje, como escribió a BBC Mundo, José Carrasco desde Puebla, México.

"España se adueñó de las tierras de América de la misma forma que muchos otros imperios se adueñaron de otros territorios. Así ha sido siempre y así es. Las personas pasaron y pasan sobre los más débiles. Creo que el problema aquí es el deseo de poder y riqueza de la gente, y la idea de superioridad de algunos. En mi opinión España no debería pedir disculpas, nada arregla con eso. Lo que todos deberíamos hacer es aprender del pasado, para no cometer los mismos errores, que las personas de otros tiempos", indicó.

Oportunidad

Otro grupo de lectores prefirieron enfocarse más en el futuro y en un nuevo capítulo en las relaciones entre España y América Latina. "España es un país que no se puede entender sin Hispanoamérica ni viceversa. El Bicentenario es una buena oportunidad para propiciar un nuevo diálogo en la diversidad", comentó Ernesto a BBC Mundo.

Image caption Algunos lectores sostuvieron que es necesario sanar las heridas.

Por su parte, Horacio Flores desde Monterrey,México indicó: "La realidad de Latinoamérica supera el Bicentenario. Debemos de una buena vez sanar las heridas y seguir adelante. Dos siglos son suficientes para vernos como países independientes, ahora somos libres y soberanos. Si seguimos dando cuerda al dolor de la conquista es un síntoma que aún no nos sentimos del todo liberados o no nos queremos sentir. Dejemos el pasado a lo anecdótico y asumamos nuestra identidad como latinoamericanos. Es tiempo de crecer, perdonar es crecer", expresó.

Interrogantes

Mientras, algunos como Oscar Márquez desde Caracas, se refirieron a la interpretación de hechos fuera de su contexto histórico. "¿Es válido juzgar los hechos ocurridos, con los códigos actuales?", preguntó el lector.

Otras interrogantes también surgieron entre los lectores como Nicolás desde Aguascalientes, que escribió: "¿Quiénes somos para merecer una disculpa? No somos indios, no somos negros, no somos españoles, somos 'latinoamericanos'. Entre nuestros ancestros hay víctimas y victimarios, violadores y violados, una parte de mí merece una disculpa de España y la otra no. Todos llevamos apellidos o remontamos a apellidos hispanos, los que piden una disculpa, me parece que son alienados de la historia, enajenados del proceso de formación de la identidad. Señores... a lo hecho ¡pecho!".

Y desde España Guillermo Ruíz en Málaga señaló: "Como ciudadano español me gustaría saber a quién debo disculparme. ¿A los hijos de españoles que en su día fueron allá? Pero los que cometieron los delitos, ¿fueron los que se quedaron en España? ¿Y quién se acuerda de los aventureros que actuaron de buena fe, o de las leyes de protección de la Corona? Los que viven y gobiernan desde hace 200 años aquello, ¿son descendientes de las víctimas o de los verdugos? Y puestos a preguntar, ¿Dónde están los indígenas y mestizos de las colonias inglesas?".

Finalmente, otro grupo de lectores, como Ángel desde México , D.F. opinó que "América Latina se debe una disculpa a sí misma por el presente en que vive, antes de exigir otra de quienes pertenecen ya al indigno pasado", concluyó el lector.