Chávez anunció medidas por crisis eléctrica

Hugo Chávez y el vice presidente Elías Jaua
Image caption Chávez anunció el plan durante el nuevo programa de radio "De reprente".

Un programa de incentivos y sanciones para quienes disminuyan o incrementen su consumo eléctrico, la aceleración de inversiones, una campana educativa y la creación de un "estado mayor" en electricidad, son parte de las medidas anunciadas cerca de la medianoche de este lunes por el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, como parte de un decreto de emergencia eléctrica.

El decreto se aplicará por un periodo de 60 días prorrogables, con el objetivo de intentar reducir la brecha entre la oferta y la demanda energética, que se ha traducido en impopulares racionamientos en todo el país.

Las medidas se toman en razón de que "el servicio público de energía eléctrica es una actividad que involucra la seguridad y defensa de la nación, siendo la electricidad un bien indispensable para el desarrollo económico y la calidad de vida del pueblo", de acuerdo con el texto del decreto.

De ahí la creación de un "Estado Mayor" para el sector, encabezado por el vicepresidente ejecutivo, Elías Jaua.

Premio, castigo y motivos

Los mayores consumidores residenciales (más de 500 kilovatios-hora mensuales) que disminuyan sus promedios en un 20% recibirán un descuento del 50% en su factura y quienes logren un ahorro del 10% al 20% tendrán una rebaja del 25%.

Image caption El programa recompensa con descuentos a quienes ahorren energía.

En cambio, quienes no reduzcan al menos un 10% de su consumo serán sancionados con un recargo del 75%. La tarifa será duplicada para quienes suban el consumo en un 20%. A los reincidentes se les cortará el servicio por 24 horas en la primera ocasión, 48 horas la segunda, y de forma indefinida la tercera.

En cuanto a los clientes industriales, se ratificó una exigencia anterior de reducir el consumo en un 20%, so pena de suspensiones del servicio.

Con estas medidas el gobierno esperar evitar un colapso eléctrico que podría dejar al país virtualmente a oscuras, hasta tanto se ejecuten las obras que permitirían diversificar las fuentes de energía eléctrica en el país.

A través de un contacto radial primero y una cadena de radio y televisión después, el presidente ratificó la necesidad de actuar ante la caída en los niveles del embalse de Guri, que suple la principal central hidroeléctrica del país, debido a una fuerte sequía.

En sus "considerandos", el decreto menciona también "que la disponibilidad del parque de generación termoeléctrica, pese al incremento de la capacidad instalada, ha resultado insuficiente para compensar la disminución de los aportes de energía hidroeléctrica", la saturación de las redes de transmisión de energía y el crecimiento acelerado en la demanda, "caracterizado por distorsiones en los patrones de consumo".

Escepticismo

Sin embargo, algunos comentaristas críticos dudaron del efecto real que tendrán algunas de estas medidas y de la capacidad del gobierno para acelerar las inversiones necesarias.

En un foro del Instituto de Estudios Superiores de Administración (IESA), el especialista Fernando Branger señaló que el incremento en la demanda fue proyectado desde comienzos de la década por los responsables del sistema eléctrico y, sin embargo, no se dieron pasos para garantizar el incremento en el suministro.

Branger dijo también que las cifras demostraban una ineficiencia de más del 50% en la ejecución de los planes de inversión, lo cual daba cabida a un escepticismo acerca de la posibilidad de que ahora sí se use el dinero en forma eficiente y a tiempo.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.