El cambio climático daña cosechas en México

Vendedora ambulante en México
Image caption Los pobres son los más afectados por el cambio climático en México.

La producción de algunos cultivos agrícolas de México se redujo por las variaciones del clima, reconocieron organizaciones agrícolas y autoridades.

En 2009 unas 75.000 hectáreas de cultivos como café, maíz, trigo, sorgo, frijol y sésamo resultaron afectadas por sequías e inundaciones, según datos del Ministerio de Agricultura y del Consejo Mexicano de Desarrollo Rural y Sustentable.

Es un fenómeno que se presenta hace tres años, le dijo a BBC Mundo Carlos Salazar, secretario técnico de la Confederación Nacional de Productores Agrícolas de Maíz de México (CNPAMM).

"En algunos lugares hace mucho calor, en otros llueve en exceso o hace mucho frío. Tuvimos que resembrar miles de hectáreas de maíz en Veracruz", al este del país, explicó.

El ministerio de Agricultura reconoce que México es "altamente vulnerable" a los efectos del cambio climático, especialmente en los sectores agropecuario y pesquero.

Los pobres, los más perjudicados

El 80% de la superficie cultivable del país es considerada "temporal", es decir, se siembra sólo en alguna época del año, apuntan datos oficiales.

Son tierras que no reciben riego artificial, pues las cosechas dependen de las lluvias y el sol que reciben durante el periodo de cultivo.

La mayor parte de esta superficie pertenece a campesinos de escasos recursos, con poca producción por hectárea. Éstos han sido los más afectados con las variaciones del clima, señala el Ministerio de Agricultura.

Y es que, según un informe presentado en septiembre de 2009 ante el Foro Panamericano de la Ingeniería al Mejoramiento del Medio Ambiente, en los últimos años el país registra variaciones significativas en su clima.

En la zona noroeste, por ejemplo, aumentó la intensidad de las lluvias, mientras que en la región centro-norte suele haber sequías prolongadas.

Al mismo tiempo, los huracanes que cada año tocan las costas mexicanas son cada vez más intensos.

Los fenómenos perjudican sobre todo a comunidades indígenas, donde se concentra la mayoría de la población marginada del país, según el Instituto Nacional de Estadísticas.

Menos maíz

El maíz es uno de los cultivos más perjudicados por las variaciones del clima en México, aseguró Carlos Salazar.

En 2009, por ejemplo, la mitad de la superficie sembrada, es decir, unas tres millones de hectáreas, resultaron afectadas por las lluvias, sequías o el clima frío.

También hubo pérdidas en las cosechas de sorgo, caña de azúcar y sésamo.

En consecuencia, los campesinos entraron en un círculo vicioso del que no han podido salir hasta ahora, explicó el secretario de la CNPAMM.

"Aumentó la prima de los seguros para las cosechas porque hay más posibilidad de pérdidas. Los bancos niegan el crédito, no se quieren arriesgar", apuntó.

En esta situación se encuentran, por lo pronto, unos 200.000 productores de maíz, la mayoría con pocas hectáreas de producción cada uno, y quienes, según Salazar, deben de habituarse a las nuevas condiciones climáticas de México.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.