Congreso uruguayo, con cara de mujer

Las líderes parlamentarias, Lucia Topolansky e Ivonne Passada.
Image caption El nuevo Parlamento cuenta con apenas 18 mujeres, de un total de 130 legisladores.

La ceremonia se repite cada cinco años. Pero la renovación del Congreso uruguayo, que este lunes dio la bienvenida a sus nuevos integrantes, elegidos en los comicios de octubre pasado, tuvo una cuota histórica.

Por primera vez, dos mujeres presiden ambas cámaras del Parlamento.

La líder del Senado es además la primera dama del país, Lucía Topolansky, esposa de José "Pepe" Mujica, quien asumirá el próximo 1 de marzo la presidencia de Uruguay.

Topolansky fue elegida al frente de la Cámara alta por ser la senadora que más votos obtuvo en las últimas elecciones. Tal como indica la ley, en dos semanas entregará el cargo al vicepresidente del país, Danilo Astori, cuando éste entre en funciones.

En tanto, Diputados estará encabezado por Ivonne Passada, quien liderará el primero de los cinco períodos en los que está dividida la presidencia de la Cámara baja.

La legisladora destacó a BBC Mundo la importancia histórica de su cargo.

"La senadora Topolansky y yo tenemos una responsabilidad muy fuerte", señaló.

"No sólo hay que verlo desde el punto de vista de género, sino que para mí esto es parte de un proceso de regularización de la democracia, de un compromiso mayor", sostuvo.

No todo lo que brilla…

Pero a pesar de que muchos celebraron el liderazgo femenino del nuevo Poder Legislativo, algunos reconocieron que la participación de las mujeres en la política aún es muy baja en Uruguay.

El nuevo Parlamento cuenta con 18 mujeres, de un total de 130 legisladores.

"En este nuevo período legislativo hay un número récord de mujeres, pero siguen siendo muy pocas", dijo a BBC Mundo el secretario del Senado, Hugo Rodríguez Fillipini.

Según un estudio de la Unión Interparlamentaria (UIP), el porcentaje de legisladoras uruguayas (13,8%) es más bajo que el promedio mundial, estimado en 18,7%.

De hecho, Uruguay es uno de los países de América Latina con menos participación femenina en la política, según la UIP.

De acuerdo con Passada, esto cambiará en las próximas elecciones de 2015, cuando entre en vigencia una ley, aprobada a fines del año pasado, que estipula cuotas para la participación femenina.

La nueva legislación sobre partidos políticos establece que entre el 20 y el 25% de los primeros 15 lugares de las listas departamentales y nacionales deberán ser ocupados por mujeres.

La diputada destacó, no obstante, que tanto Topolansky como ella no están en sus cargos actuales por "una cuotificación política".

Aborto

El nuevo foco de atención sobre la participación femenina en el Congreso se enmarca en un interés mayor en proyectos relacionados a la mujer.

En ese sentido, una de las causas que podría ganar fuerza durante el nuevo período legislativo es una ley para despenalizar el aborto.

El Congreso anterior aprobó la Ley de Salud Reproductiva y de Educación Sexual, que contemplaba la legalización de esta práctica, pero esta parte de la legislación fue vetada por el presidente Tabaré Vázquez.

Ahora algunos legisladores del oficialista Frente Amplio -que mantendrán su mayoría en ambas cámaras- dejaron trascender que buscarán replantear el proyecto.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.