Paraguay planea establecer relaciones diplomáticas con China

Fernando Lugo
Image caption Tras ganar las elecciones en 2008, Lugo anunció su intención de establecer relaciones con China.

Paraguay pretende establecer relaciones con la República Popular de China, que se convirtió en el principal proveedor del país sudamericano. Para hacerlo, sin embargo, debe romper con Taiwán, país con el que tiene lazos diplomáticos plenos desde 1957.

Dos días después de su resonante victoria electoral del 20 de abril de 2008, el presidente paraguayo Fernando Lugo anunció su intención de establecer relaciones diplomáticas con el país asiático.

"Vamos a tener relaciones con China. De hecho ya existe una intensa relación comercial sin embajada. Lo que vamos a hacer es formalizar lo que ya existe", aseguró.

El canciller, Héctor Lacognata, reafirmó hace unos días la intención del gobierno.

"En pocos años más, China se convertirá en la primera potencia mundial y será un contrasentido que el Paraguay no tenga vínculos oficiales con el gran país asiático", dijo a la prensa.

El viceministro de Relaciones Económicas Internacionales e Integración, Manuel María Cáceres dijo que en breve se darán los primeros pasos. "Actualmente, y como primer paso, tenemos la intención de abrir una oficina comercial. Es una forma de acercamiento", le dijo a BBC Mundo.

Sin embargo, a dos años de la victoria electoral y a año y medio de asumir el poder, el gobierno del presidente Lugo no ha avanzado más allá de las intenciones pues hay un escollo casi insalvable: Paraguay tiene lazos diplomáticos con Taiwán y China Popular no admite la relación con ambos. "O ellos o nosotros" es su política.

Factor económico

Image caption China es uno de los principales socios comerciales de Paraguay.

El factor económico es uno de los aspectos de mayor relevancia en la intención del gobierno paraguayo. El mercado chino tiene ingentes necesidades de materias primas, entre ellas soja y carne, que son los principales rubros de exportación de Paraguay.

Los empresarios sojeros y ganaderos presionan para el establecimiento de las relaciones pues afirman tener oportunidades de vender directamente a los asiáticos.

China fue el principal proveedor de Paraguay en enero de este año por valor de US$235 millones, mientras que de Brasil se importaron productos por US$145 millones y de Argentina, por valor de US$98 millones.

Las importaciones del Mercosur representaron el 40%, las de China el 37% y el resto del mundo representaron el 23%.

La diplomacia de la billetera

Paraguay estableció relaciones diplomáticas con Taiwán el 8 de julio de 1957, en plena Guerra Fría, cuando el entonces presidente paraguayo Alfredo Stroessner -que gobernó en forma autoritaria de 1954 a 1989-, dio inicio a su política de "Democracia sin comunismo".

Image caption Stroessner ordenó la construcción de una estatua del líder taiwanés Chang Kai-shek.

Gran amigo de Chiang Kai-shek, Stroessner adhirió inmediatamente a la Liga Anticomunista Mundial (1966), que colaboró estrechamente con la aplicación de la Operación Cóndor, plan de asesinatos e intercambio de prisioneros políticos entre los gobiernos de los países del Cono Sur sudamericano -Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Paraguay, Uruguay-, llevada a cabo entre la segunda mitad de la década de los '70 y la primera de los '80.

Como muestra de amistad, Stroessner ordenó la construcción de una importante avenida en Asunción en cuyo nacimiento se erigió una imponente estatua de Chang Kai-shek y un parque de estilo chino, que hasta hoy perduran.

Actualmente, Paraguay es el único país de América del Sur que mantiene relaciones diplomáticas con Taiwán, atraído principalmente por las millonarias donaciones y préstamos no reembolsables, actitud conocida como "diplomacia de la billetera".

Este modo de relacionamiento entre Paraguay y Taiwán ha caído en descrédito por sospechas de corrupción, y ha sido criticado por quienes hoy están en el gobierno.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.