Última actualización: martes, 2 de marzo de 2010 - 01:18 GMT

Venezuela lanza cruzada contra la inseguridad

Policías en Caracas, Venezuela. Archivo

Sólo en Caracas y en Miranda, se asignarán unos 5.000 efectivos del Dibise para frenar la inseguridad.

El gobierno de Venezuela lanzó este lunes el "Dispositivo Bicentenario de Seguridad" (Dibise) con el objeto de reducir los índices de delincuencia en 36 municipios de los 10 estados más afectados por la criminalidad.

Unos 26.000 efectivos trabajarán en las zonas señaladas para "atender las necesidades más urgentes de la colectividad en cuanto a seguridad, con acciones orientadas en las áreas de desarme, alcohol, microtráfico, control vial, violencia escolar, investigación criminal, vigilancia y patrullaje", según un boletín de la oficial Agencia Bolivariana de Noticias.

El contingente incluye funcionarios policiales nacionales y regionales, fiscales de tránsito, policía científica y uniformados de la Guardia Nacional.

Sólo en Caracas y en el vecino estado Miranda se asignarán unos 5.000 efectivos.

Y es que la capital venezolana registra el mayor índice de homicidios de todo el país con un promedio de 30 a 50 los fines de semana, según cifras extraoficiales recogidas cada lunes por los medios de comunicación en la morgue de Caracas (la policía dejó de hacer públicas estas cifras hace meses).

Cifras

PREOCUPACIÓN

Una encuesta de mayo de 2009 realizada por el Instituto Venezolano de Análisis de Datos, compañía utilizada por el gobierno para realizar estudios de opinión, reveló que la inseguridad era la preocupación más importante para el 84% de las personas.

De acuerdo con declaraciones de principios de año del ministro del Interior y Justicia, Tareck el Aissami, en 2009 hubo una reducción del 4% en el número de homicidios con respecto al año anterior, aunque no dio a conocer las cifras globales.

Según la organización no gubernamental Observatorio Venezolano de la Violencia, que dice haber tenido acceso a estadísticas oficiales, en 2009 hubo más de 16.000 asesinatos en todo el país.

En Caracas la tasa sería de 100 homicidios por cada 100.000 habitantes, lo que contrasta con un promedio mundial de 9 por cada 100.000, dice el Observatorio.

El año pasado la delincuencia se convirtió, en la percepción de los venezolanos, en el principal problema del país, más grave que la economía o la radicalización política.

Una encuesta de mayo de 2009 realizada por el Instituto Venezolano de Análisis de Datos, compañía utilizada por el gobierno para realizar estudios de opinión, reveló que la inseguridad era la preocupación más importante para el 84% de las personas.

Tras ganar el referendo sobre la reelección ilimitada (febrero 2009), el presidente Hugo Chávez prometió hacer del combate de la inseguridad una de sus prioridades para los años venideros.

El Dibise sería el primer operativo a gran escala implementado en ese sentido.

Problema "cultural y político"

Me parece muy bueno que el gobierno decida hacer algo en relación con la seguridad y la violencia. Cualquier éxito se lo deseo. Pero digamos que es más de lo mismo en términos operacionales

Roberto Briceño León, portavoz del Observatorio de la Violencia

El gobierno confía en que el dispositivo, que durará hasta el mes de diciembre, tendrá una incidencia significativa en términos de mejorar la calidad de vida de la población.

Para ello espera contar con la colaboración de la ciudadanía misma, según dijo a la televisión oficial el portavoz de la Guardia Nacional, el comandante Alirio José Ramírez.

"Me parece muy bueno que el gobierno decida hacer algo en relación con la seguridad y la violencia. Cualquier éxito se lo deseo. Pero digamos que es más de lo mismo en términos operacionales", comentó Roberto Briceño León, portavoz del Observatorio de la Violencia.

Según Briceño, el Dibise terminará siendo parte de "la cultura del operativo", que se traduce en "apagar un incendio aquí y tapar algo allá", con ciertos resultados que no se prolongan en el largo plazo.

En su opinión hay un problema de fondo, de valores y de prácticas, que permanece inalterado con medidas como el Dibise, y que constituye la verdadera clave del problema.

"Todas las políticas de seguridad tienen que estar insertas en una disposición cultural y política de hacer cumplir la ley, de respetar la norma, de valorizar la vida. Mientras eso no se haga, no va a tener un soporte", afirmó.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.