Guatemala: arrestan a jefe nacional de la policia

El director de la Policía Nacional Civil (PNC) de Guatemala, Baltazar Gómez, fue detenido esta mañana en relación con el asesinato de cinco policías en abril de 2009. Las fuerzas de seguridad también capturaron a Nelly de Bonilla, encargada de la Dirección de Análisis e Información Antinarcótica (DAIA) por el mismo caso.

Image caption Gómez es el cuarto director de la PNC nombrado por Colom (foto gentileza diario Siglo Veintiuno).

Gómez era el cuarto director de la PNC nombrado en esta administración del presidente Álvaro Colom, pero es el segundo que, además de ser destituido es capturado.

Tan sólo en agosto pasado fue despedido y capturado el director Porfirio Pérez Paniagua, al ser señalado del robo de por lo menos US$300.000 del narcotráfico y de unos 350 kilos de cocaína.

Los cambios en la PNC ocurren dos días después de que el presidente Colom designara a su quinto ministro de Gobernación.

El funcionario recientemente nombrado es Carlos Menocal, quien hasta el 28 de febrero fungió como el Comisionado Presidencial Contra la Impunidad. Menocal era el enlace entre la Presidencia y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG).

Su nombramiento también ocurrió después que el anterior ministro, Raúl Velásquez, fuera destituido luego de descubrirse un desfalco por casi US$5 millones en la compra de combustible para la PNC.

Según la encargada de coordinar la Comisión de Reforma Policial, la abogada Helen Mack, "la corrupción en la policía nunca se acaba en ningún lugar del mundo" y agregó que el objetivo es controlarla al máximo.

"La gente del crimen organizado lo primero que hace es cooptar los altos mandos de las instituciones, en este caso, la Policía", dijo Mack a BBC Mundo. La abogada coincidió en que las capturas de hoy son una señal positiva y aseguró que "la depuración debe ser permanente".

Altos índices de violencia

La inestabilidad en el aparato de seguridad civil de Guatemala ocurre en un país donde los niveles de violencia son epidémicos. Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), cuando ocurren más de ocho homicidios por cada 100.000 habitantes, el problema se convierte en epidemia.

El año pasado en todo Guatemala hubo 51 homicidios por cada 100.000 habitantes (en una población estimada de 12,5 millones).

Entre los 6.451 homicidios reportados en todo 2009 figuran las muertes de 39 policías. Cinco de ellos murieron en el caso que generó las capturas de hoy.

Corrupción a gran escala

El caso de los cinco policías asesinados en abril del año pasado ocurrió cuando las víctimas fueron emboscadas frente a una bodega que iban a catear, en las afueras de la capital guatemalteca, según lo revelado por las autoridades. En esa bodega se encontraron 595 granadas y 4.742 municiones para fusil de asalto AK47, entre otro tipo de armamento.

Image caption Gómez no es el único detenido en las últimas horas (foto gentileza diario Siglo Veintiuno)

En enero pasado cinco policías de la DAIA y un militar fueron detenidos en conexión con este caso. Además, se descubrió que las granadas habían sido extraídas ilegalmente de un almacén de máxima seguridad en instalaciones militares oficiales. Fuentes del Ministerio Público revelaron que el arsenal hallado en la bodega pertenecía a los Zetas, conocido como el brazo armado del narcotraficante Cartel del Golfo de México. Uno de los 14 vehículos hallados en el lugar tenía placas de San Luis Potosí, México.

El ministro de Gobernación de ese entonces, Salvador Gándara, no supo explicar por qué los cinco policías fueron solos a catear la bodega. Gándara culpó al alto mando policial por el procedimiento erróneo y de desenlace fatal.

Un detective que investiga el caso, quien pidió no ser identificado por razones de seguridad, indicó BBC Mundo que una línea de investigación indica que los policías habían llegado a la bodega presuntamente a robar droga. Agregó que también se incautó un pequeño cargamento de cocaína, pero que otro fue robado por sospechosos aún no identificados.

Casi 24 horas antes de anunciadas las capturas de Gómez y de De Bonilla, el ex viceministro de Gobernación, Francisco Cuevas, reveló que había denunciado ante la CICIG la participación de otra ex directora de la PNC y viceministra hasta hace unas semanas, Marlene Blanco, en un grupo de sicariato que operaba desde la PNC.

La denuncia fue confirmada en conferencia de prensa por Carlos Castresana, jefe de la CICIG, quien dijo que la investigación está en curso. Blanco fue directora de la PNC en 2008.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.