Cuba: el disidente Fariñas dice "¡ojalá me muera!"

Guillermo Fariñas, disidente cubano. Foto: Raquel Pérez
Image caption Fariñas exige que el gobierno libere a un grupo de 28 presos cuyo estado de salud sería precario.

El disidente Guillermo Fariñas volvió este miércoles a su casa luego de haber sido ingresado de emergencia en el hospital provincial de Villa Clara, "Arnaldo Milián", donde fue atendido por un shock hipoglucémico tras 8 días de huelga de hambre, en la que se niega a ingerir alimentos y agua.

La opositora Gisela Delgado confirmó que "fue ingresado en el hospital a las 10:45 (hora de Cuba) de esta mañana, tras perder el conocimiento después de un fuerte dolor en el pecho".

"Estaba acompañado por las Damas de Blanco y por su médico, el doctor Ismel". En ese momento Gisela estaba hablando por teléfono con Guillermo Fariñas: "Me dijo me duele el pecho y le pasó el teléfono a otra persona".

Sólo 15 minutos antes de entrar en shock, Guillermo Fariñas, su esposa, Clara Pérez, y su médico de cabecera, Ismel Iglesias, habían conversado telefónicamente con BBC Mundo. Todos advertían sobre el inminente colapso físico.

Hasta la muerte

"¡Ojala me muera!", respondió Guillermo Fariñas a BBC Mundo y agregó que de esa manera podría "demostrar al mundo que lo de Zapata Tamayo no fue una casualidad, es una generalidad que el gobierno cubano desde hace 51 años mata a sus oponentes".

En comunicación telefónica, el disidente sostuvo que "no termino con la huelga de hambre porque no han soltado a mis hermanos de lucha, los mismos médicos del Ministerio del Interior dicen que deben estar en la calle porque están enfermos".

Tras 8 días sin ingerir alimentos ni líquidos, Fariñas dice sentirse mal, "estoy bastante deteriorado con la presión en 90/70", sin embargo se negaba a ser ingresado, "sólo iré a un hospital cuando haga un colapso, cuando pierda el conocimiento".

Guillermo Fariñas: "La huelga continúa"

El psicólogo y periodista inició la protesta unas horas después de la muerte de Orlando Zapata, otro opositor que falleció tras 86 días de huelga de hambre. Reclama la libertad de 28 disidentes que se encontrarían enfermos en las cárceles cubanas.

En espera de un shock

El doctor Ismel Iglesias -también opositor y su médico personal- dijo a BBC Mundo que Fariñas "está muy débil y deteriorado, ha bajado de peso y presenta una deshidratación grave. Tiene palpitaciones, taquicardias, esta somnoliento, la piel seca, los labios quebradizos, dolores musculares, de cabeza, abdominal y en las articulaciones".

Afirma que, tanto él como los médicos enviados por Salud Pública, coincidían en la necesidad de hospitalizarlo "para poder llevar adelante su recuperación con un tratamiento de rehidratación, buscando una vena profunda, central".

Sin embargo, Iglesias reconocía que el paciente no aceptaba ser trasladado. "En las próximas horas puede caer en un shock con peligro para la vida", explicaba el galeno.

Las condiciones físicas de Guillermo Fariñas no son las mejores, tiene 48 años y ya ha realizado 24 huelgas de hambre por diferentes motivos. "Tiene muchas secuelas, en las condiciones actuales sólo podría sobrevivir uno a dos días más", explica Iglesias.

La familia

Clara Pérez es la esposa de Fariñas, al igual que su madre son contrarias a la huelga de hambre porque temen por su vida. "Ya le han bajado los signos vitales, el pulso y la presión", nos explicaba con evidente emoción en la voz.

"Él ahora esta consciente y se mantiene firme en continuar con la huelga de hambre", nos decía Clara pero enseguida nos informó que "estamos esperando que caiga inconsciente para meterlo inmediatamente en un hospital".

La esposa de Guillermo Fariñas confirmó que "todos los médicos –los del policlínico, los del consultorio y su médico personal- dicen que está deshidratado y próximo a un shock pero no podemos hospitalizarlo porque va en contra de su voluntad".

Unos minutos después de realizar estas entrevistas Fariñas sufrió un desvanecimiento y era ingresado en el hospital provincial, en el mismo en que fue atendido en el 2006 por otra huelga, en aquella ocasión reclamando libre acceso a Internet.

Lea: más disidentes en huelga de hambre en Cuba

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.