Última actualización: miércoles, 3 de marzo de 2010 - 22:44 GMT

Lula rechaza sanciones a Irán

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, volvió a rechazar la aplicación de sanciones a Irán por su programa nuclear.

Tras la reunión con la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton y con el canciller brasileño, Celso Amorim, Lula reafirmó la posición brasileña frente al programa iraní, al que EE.UU. se opone.

"No es prudente empujar a Irán contra la pared, lo prudente es establecer negociaciones", dijo Lula.

"Yo quiero para Irán lo mismo que quiero para Brasil: utilizar el desarrollo de la energía nuclear para fines pacíficos", manifestó a los periodistas después del acto de lanzamiento de un portal de internet.

"Si va más allá de eso, estará contra lo previsto en la constitución brasileña y no podemos estar de acuerdo", agregó.

Sin respuesta

No es prudente empujar a Irán contra la pared, lo prudente es establecer negociaciones

Luiz Inácio Lula da Silva, presidente de Brasil

Tras las declaraciones de Lula, la secretaria de Estado insistió en que Irán ya ha dado muestras de que "no quiere" dialogar.

"Nuestra puerta siempre estuvo abierta a negociaciones, pero no obtuvimos respuesta", declaró Clinton.

A diferencia de Brasil, la jefa de la diplomacia estadounidense indicó que Irán estaría dispuesta a negociar sólo después de que se le apliquen más sanciones.

También aseguró que Teherán "recurre a países como Brasil, Turquía o China para evitar las sanciones internacionales", por lo que sostuvo que es necesario "aumentar la presión".

El corresponsal de la BBC en Sao Paulo, Gary Duffy, expresó que "a pesar de la presión de Estados Unidos, Brasil está dejando claro que tiene intención de mantener lo que considera como un enfoque independiente sobre esta delicada cuestión".

Brasil es miembro no permanente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y Clinton quiere convencerlo de la necesidad de sancionar a Irán por negarse a demostrar la naturaleza pacífica de su controvertido programa de enriquecimiento de uranio.

La postura de Estados Unidos y la Unión Europea es que a Irán se le deben imponer más sanciones si la vía diplomática no logra avances.

Diplomacia nuclear

Conversar sobre la política brasileña respecto a Irán fue la principal prioridad de la secretaria de Estado en su escala en Brasilia, en el marco de la gira que realiza por varios países sudamericanos.

Hillary Clinton

Hillary Clinton quiere que Brasil apoye sanciones a Irán.

La posición del gobierno de Lula es que aislar a Irán es contraproducente y que las sanciones no son efectivas pues nada bueno saldrá de un proceso donde Teherán se sienta arrinconado.

La buena relación entre ambos países preocupa a la Casa Blanca. El presidente de Irán, Mahmoud Ahmadinejad, visitó Brasil en noviembre y se tiene previsto que Lula devuelva el gesto con una vista a Teherán en mayo.

Según informó Duffy, el Departamento de Estado ha dicho que sería un gran paso que Brasil utilice sus relaciones con Irán para ejercer presión sobre el país para que cumpla con sus obligaciones internacionales.

Si no lo hace, Washington "se sentiría decepcionado", añadió.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.