Mediación de República Dominicana en el limbo

Leonel Fernández, presidente de República Dominicana.
Image caption Dominicana es parte de un grupo de países amigos que buscan un acercamiento entre Bogotá y Caracas.

La mediación de República Dominicana para limar las asperezas entre Colombia y Venezuela entró en el limbo, luego de que el presidente Leonel Fernández visitó Bogotá y Cúcuta, pero se quedó esperando un encuentro con el canciller venezolano, Nicolás Maduro.

Por un lado, Bogotá agradeció la mediación de Fernández y reiteró "la voluntad de interlocución con Venezuela en un marco de respeto y sin que se afecte la dignidad nacional".

Por otro lado, la cancillería dominicana lamentó "profundamente cualquier preocupación o molestia que haya podido generarse, de manera involuntaria en el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela" por la agenda del mandatario.

Tras la visita de Fernández a Colombia, el pasado 5 y 6 de marzo, el gobierno de Caracas dijo que no reconoce a República Dominicana como mediador y anticipó que la normalización de las relaciones con Bogotá se dará cuando asuma el sucesor de Álvaro Uribe, quien aún no ha sido elegido.

Países amigos

República Dominicana, al igual que México y Brasil, hacen parte de un grupo de países amigos designado en la reciente Cumbre de la Unidad de América Latina y el Caribe para buscar un acercamiento entre Bogotá y Caracas, cuyas relaciones entraron en crisis a mediados de 2008.

Las dificultades para acercar a las partes se hicieron más evidentes este martes, cuando, sorpresivamente, dimitió el embajador de República Dominicana en Colombia, Ángel Lockward, quien no asistió a una cena entre Fernández y su colega Álvaro Uribe.

El diplomático le dijo a BBC Mundo que renunció porque en la cancillería colombiana "me mintieron sobre un asunto, del que no puedo hablar".

Aunque en Bogotá circularon versiones sobre un distanciamiento entre el embajador y Fernández, Lockward declaró que sus relaciones con el presidente de su país "son excelentes".

Lockward no acepta que la mediación de Dominicana esté en el limbo y confía en que "las cosas irán por un camino positivo".

"Los presidentes Fernández y (Hugo) Chávez siempre han tenido muy buenas relaciones", añadió el dimitente diplomático.

Contenido relacionado