Venezuela: miles quieren ser diputado

Hugo Chávez
Image caption Estadísticas preliminares hablaban de por lo menos 3.000 postulados en el sector oficialista.

Aspirantes del oficialismo y de la oposición apuraron este miércoles su postulación para uno de los 113 cargos de diputado que serán elegidos el próximo mes de septiembre en Venezuela, debido a que cerraba el proceso de inscripciones para todas las fuerzas políticas del país.

Los dos bandos decidieron consultar a las bases quiénes son los mejores candidatos, en una elección que se considera fundamental para el futuro de la llamada "revolución bolivariana".

Potencialmente, todo es ganancia para una oposición que no participó en la anterior elección parlamentaria.

El gobierno da como un hecho que perderá algunas de las curules, pero aspira a conservar al menos dos tercios de la cámara.

Lea: Venezuela: todos a primarias

"Estas elecciones son cruciales. La posibilidad de que haya un 40% de opositores pone al chavismo de cabeza. Porque aunque estén en mayoría, te pone las cosas más difíciles. Vas a tener diputados haciendo que se discutan leyes, cosa que no ocurre en la actualidad", le dijo a BBC Mundo el politólogo José Vicente Carrasquero, desde una perspectiva crítica.

"Es una Asamblea estratégica en el contexto de unos ataques inclementes de sectores de derecha del mundo que se alinean para obstaculizar un proceso autónomo e independiente. Y en el marco de apetencias internas en un país donde vuelven a agitarse lo ánimos de desestabilización", señaló por su parte su colega Nicmer Evans, simpatizante del proceso actual.

Todos quieren ser diputado

Image caption En junio de 2009 partidos y líderes de oposición venezolanos lanzaron una mesa unitaria.

En el caso del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), se optó por someter a consideración de las bases todos los circuitos electorales.

La Mesa de la Unidad Democrática de la oposición, que reúne a un número de organizaciones y partidos, se decantó por una fórmula mixta, en la que 22 distritos serán sometidos a primarias, mientras que para el resto aplicarán métodos de consenso entre partidos.

Los números reflejan una marcada disparidad entre las dos tendencias. Estadísticas preliminares en el sector oficialista hablaban de por lo menos 3.000 postulados hasta el martes. Por el lado opositor se contaban cerca de 80 a última hora de la tarde de este miércoles.

Según José Vicente Carrasquero, esto se debe a que, dentro de la oposición, sólo ha habido amplio interés por los circuitos en los que tiene oportunidad de ganar.

"Donde no 'hay vida' nadie se preocupa. Esto habla mal de la oposición, porque deberías hacer un esfuerzo precisamente ahí (…) Pero hay que tener claro que no en todos lados se pueden hacer primarias", señaló.

A esto se suman incidentes como el ocurrido hace pocos días en el estado Carabobo, en el centro del país, donde un desacuerdo entre partidos que se abrogan el derecho a decidir a quién nominar terminó a golpes, con saldo de un herido.

"Uno no debe esperar que la cuestión sea exitosa en todos lados y, por otro lado, siempre va a haber apetencias de quien va a querer imponer por encima de los demás su forma de ver las cosas y sacar provecho de las circunstancias", opinó Carrasquero.

Verdadera democracia

Estos incidentes le han dado elementos al PSUV para declarar que es la única organización que funciona de acuerdo con principios verdaderamente democráticos.

"La oposición está convocando a apenas el 20% de las circunscripciones a través de primarias. Los otros métodos que han utilizado son los que han generado tanta polémica y han llevado a violencia explícita que dejan muy mal parada a la Mesa de la Unidad", afirmó Nicmer Evans.

Para los críticos, la estrategia adoptada por el PSUV no es más que una "fachada". Según algunos portavoces, podrá haber elecciones de base, pero la palabra final sobre quién se postula y quién la tendrá el presidente del país y del partido, Hugo Chávez Frías.

"He revisado los estatutos y entiendo que eso no va a ser así. Sin embargo el presidente goza de legitimidad en el partido para hacer la observación que quiera hacer. Y eso no puede mancillar ni dañar un proceso que se ha ido mejorando en el tiempo", respondió Evans.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.