Oposición española ataca a Zapatero por Chávez

Mariano Rajoy, líder del Partido Popular.
Image caption El líder del PP, Mariano Rajoy, dijo que el gobierno de Zapatero ha sido muy tibio con Venezuela.

El auto judicial que relaciona al gobierno venezolano y cubano con ETA y las FARC tiene crispada la política española. El presidente Zapatero ha comparecido ante el Senado en medio de críticas por la gestión del tema. Mariano Rajoy, líder de la oposición y del partido de derecha, le ha exigido llamar a consultas a su embajador en Caracas “para que no dé la sensación de que insultar a España es gratis”.

Rajoy le reclama a Zapatero la tibieza de su gobierno ante las declaraciones del presidente venezolano Hugo Chávez y su ministro de exteriores contra el juez Eloy Velasco, a quien relacionan con la “mafia de Aznar”, en alusión al ex presidente José María Aznar.

Lea: España perseguirá a ETA en Venezuela

El pasado 1 de marzo Velasco, juez de la Audiencia Nacional, dictó un auto judicial en el que señala indicios de colaboración del gobierno de Venezuela y de Cuba con el grupo separatista vasco ETA y la guerrilla colombiana de las FARC.

Chávez calificó la investigación de “infame” y la achacó a la “derecha europea”, días después emitió un comunicado en el que “rechaza enérgicamente el terrorismo en todas sus formas”.

Zapatero, por su parte, en medio del pulso con Rajoy durante la sesión de control del Senado, le invitó a compartir la política exterior española hacia Venezuela y Cuba. El presidente ofreció “facilitarle información sobre la acción del Gobierno” pero le ha pedido que sea razonable.

Así mismo, el socialista Rodríguez Zapatero ha recordado los últimos golpes contra ETA que han “debilitado la organización” y ha lamentado las declaraciones de Chávez. “Ya sea Venezuela o cualquier otro país, la consigna es no dejar un sólo espacio de apoyo, de comprensión a la actividad de ETA”, subrayó el presidente.

“La respuesta del gobierno de Zapatero ha sido enormemente humillante y triste para España. Hay un auto de un juez que ve indicios racionales de colaboración del gobierno venezolano con ETA y la actitud es la de no molestar a Chávez”, comentó a BBC Mundo el senador Dionisio García Carnero, portavoz de asuntos iberoamericanos en el Senado.

“Creemos que tendría que haberse llamado inmediatamente a consultas al embajador para una explicación clara y no se ha hecho. Una cosa es llevarse bien y otra que te respeten. Cuando las dictaduras se les tilda de izquierdas se les consiente, es lo que está sucediendo con Cuba y Venezuela. Si fueran de derecha se les denunciaría constantemente”, subraya el senador.

Política hacia Cuba y Venezuela

Image caption Zapatero volvió a lamentar las declaraciones de Hugo Chávez sobre las acusaciones por ETA y las FARC.

“Durante los últimos cinco años”, agrega García, “le hemos insistido al gobierno sobre la situación interna de Venezuela. Hoy se puede afirmar que de democracia sólo tiene el aspecto formal, el gobierno ha ido liquidando la libertad de expresión, la participación política", dijo.

"Y el gobierno español lo que ha hecho es reirle las gracias a Chávez, darle respaldo internacional. Lo que ha provocado es el debilitamiento de la imagen exterior de España”.

Lea también: Chávez rechaza vínculo con ETA y FARC

El ministro de exteriores español, Miguel Ángel Moratinos, un día antes de la comparecencia de Zapatero, se defendía de una crítica similar en el Senado señalando que “tanto él como Zapatero han defendido al juez Velasco y a Aznar y han luchado por erradicar el apoyo internacional a ETA”.

"Este gobierno”, subrayó, “ hace una política de Estado de defensa de todos los intereses porque les recuerdo que en Venezuela hay 150.000 ciudadanos españoles y hay que defender todos los intereses españoles”.

El propio Moratinos confirmó que el Ministerio ha enviado el auto del juez a los gobiernos de Venezuela y Cuba y que está estudiando el contenido del documento para pedirle explicación a ambos países.

En ese sentido Mariano Rajoy, líder del Partido Popular, le pidió a Zapatero durante el debate que protagonizaron en el Senado que exija a Cuba la liberación de los presos de conciencia, que se permita a la Cruz Roja Internacional que visite las cárceles y que no se modifique la posición de la UE ante el régimen de Raúl Castro.

El gobierno español, que actualmente preside la UE, quiere proponer un enfoque bilateral en la política de la UE hacia Cuba porque, en opinión de Moratinos, “la actual no ha dado resultados. Es un enfoque unilateral”.

“Puede pedir usted todo lo que quiera, pero cuando se trata de buscar una política compartida de Estado, antes de pedir hay que compartir y hay que escuchar", le ha respondido Zapatero a Rajoy.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.