Colombia: amenazas ensombrecen elecciones

Votación en Colombia
Image caption Los colombianos elegirán este domingo a los 168 miembros de su Congreso.

Colombia, que se precia de tener una de las más sólidas democracias de América Latina, elegirá este domingo a los 268 miembros de su Congreso bicameral, en medio de denuncias sobre amenazas como el uso de violencia por parte de actores armados, compra de votos e irregularidades electorales.

A pesar de que en este país se realizan elecciones sin interrupción desde hace cinco décadas, la Defensoría del Pueblo y la Misión de Observación Electoral, MOE, una coalición de organizaciones no gubernamentales, han advertido que cerca del 35% de los 1.119 municipios soportan algún tipo de amenaza.

Se elegirán 102 senadores y 166 representantes a la Cámara.

Según la MOE, 420 municipios tienen riesgos de violencia, por las guerrillas, los paramilitares o los grupos armados al servicio de los narcotraficantes.

Y de acuerdo con la Defensoría del Pueblo 244 municipios "están en alto riesgo de probable ocurrencia de acciones que pueden afectar la transparencia y el libre desarrollo de los comicios".

Lea: Colombia: políticos procesados ¿a las urnas?

En diálogo con BBC Mundo, Sol Gaitán, de la MOE, admite que hay una disminución de la violencia si la situación se compara con procesos electorales anteriores.

Felipe Muñoz, director del departamento administrativo de seguridad, DAS, la policía secreta, considera que estas han sido las elecciones "menos violentas" de los últimos años. De acuerdo con el funcionario, solo siete municipios del país están en alto riesgo por la violencia.

Las FARC y los paramilitares

Image caption Grupos como las FARC han amenazado a candidatos.

No obstante, las amenazas persisten. La semana anterior las autoridades revelaron la existencia de un plan de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para atentar contra el candidato a la Cámara Orlando Beltrán, quien estuvo casi siete años en poder de ese grupo.

Por otro lado, Iván Cepeda, un dirigente de derechos humanos quien también aspira a una curul en la Cámara de Representantes, le comenta a BBC Mundo que él ha tenido dificultades para hacer campaña en algunas zonas marginadas de Bogotá, "donde hay control de grupos paramilitares" Y relata que ha escuchado quejas similares en otras regiones.

A pesar de esas amenazas, Sol Gaitán señala que el más serio problema en estos momentos tiene que ver con "la coerción de tipo económico hacia los electores, que ha aumentado" y añade que las autoridades electorales solo pueden revisar los gastos de las campañas cuando ya se han hecho.

Algunos medios de comunicación han revelado las tarifas que se pagan en ciertas ciudades del país a cambio de un voto por un determinado candidato.

Para el senador Gustavo Petro, candidato presidencial y jefe del opositor Polo Democrático Alternativo, el narcotráfico es el actor que más está alterando el libre juego electoral en el país.

"El fraude ya se hizo, con la inversión de miles de millones de pesos por parte del narcotráfico, que quiere llevar sus candidatos al Congreso", le dijo Petro a BBC Mundo.

El peso de los narcos

Image caption Mónica Pachón reconoce que desde los años ‘80 el narcotráfico ha influido mucho en la política colombiana.

También en declaraciones a BBC Mundo, la profesora Mónica Pachón, directora del programa Congreso Visible del departamento de Ciencia Política de la Universidad de los Andes, reconoce que desde los años ‘80 "el narcotráfico ha influido mucho en la política colombiana".

A pesar de eso, Pachón destaca que, luego del escándalo que ha implicado la investigación penal de 85 congresistas por vínculos con los paramilitares, actualmente hay más conciencia sobre esos fenómenos.

"La sociedad está más atenta y lo mismo los partidos", afirma la experta.

Aún así, la MOE denunció que entre los 2.539 candidatos inscritos unos 80 tienen algún vínculo familiar o político con dirigentes que están en la cárcel por nexos con los paramilitares.

El gobierno, por su parte, ha dicho que está haciendo todo lo posible por garantizar la transparencia y la tranquilidad de las elecciones, y anunció que un total de 237.000 miembros de las Fuerzas Armadas controlarán la seguridad.

"El gobierno está haciendo un gran esfuerzo para garantizar la tranquilidad en el país", declaró el presidente Álvaro Uribe cuando le preguntaron sobre el tema.

De paso, acusó a un "gobierno extranjero", que no mencionó, de querer interferir en el proceso electoral, por estar apoyando al menos una candidatura presidencial y dos más al Congreso.

Pero sólo el domingo, luego de las ocho horas de votación y una vez se contabilicen los votos, se sabrá cómo transcurrió la jornada, en la que también dos partidos políticos definirán sus candidatos a las elecciones presidenciales de mayo

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.