Obama "indignado" por asesinato en Ciudad Juárez, México

Escena del crímen en Ciudad Juárez
Image caption El presidente Felipe Calderón también condenó la muerte de las personas vinculadas al Consulado.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, manifestó su indignación por el asesinato en Ciudad Juárez, México, de tres personas vinculadas con el consulado estadounidense de esa ciudad fronteriza.

Las tres víctimas son una empleada del consulado y su esposo, ambos estadounidenses, y el cónyuge mexicano de otra empleada.

Aparentemente fueron dos ataques separados. Según funcionarios estadounidenses, las víctimas fueron objeto de disparos de arma de fuego mientras conducían en distintas partes de la ciudad, dijo un funcionario estadounidense a la BBC bajo la condición de permanecer anónimo, citando consideraciones de privacidad.

El gobierno de EE.UU. autorizó que las familias de personal consular en seis ciudades fronterizas mexicanas puedan ser enviadas fuera del área.

Obama prometió que Estados Unidos trabajaría sin descanso con las autoridades mexicanas para llevar a los asesinos a la justicia y para romper el poder de las organizaciones de tráfico de drogas que están matando gente inocente.

El mandatario de EE.UU. señaló que ésta era una responsabilidad compartida, en particular, por las comunidades fronterizas en ambos países.

La Presidencia de la República y el Ministerio de Relaciones Exteriores de México se sumaron a la condena emitida por el gobierno de Obama.

A través de un comunicado la Cancillería advirtió que las autoridades del país "trabajarán con determinación para esclarecer las condiciones en que tuvieron lugar los hechos y llevar a la justicia a los responsables".

El gobierno mexicano afirmó que está comprometido a garantizar la integridad de todas las personas , "no sólo del personal diplomático".

En guerra

Image caption La Casa Blanca prometió trabajar sin descanso para llevar a los responsables a la justicia.

"La muerte de las personas vinculadas al consulado estadounidense ocurre unos días antes de que el presidente Felipe Calderón visite Ciudad Juárez por tercera vez en poco más de un mes", indicó el corresponsal de BBC Mundo, Alberto Nájar.

"El viaje del mandatario está programado para este martes y la intención es supervisar el avance del plan especial de su gobierno para combatir la delincuencia en la ciudad fronteriza, considerada una de las más violentas del mundo".

El presidente Felipe Calderón también condenó la muerte de las personas vinculadas al Consulado.

A través de un comunicado la Presidencia de México se comprometió a investigar y esclarecer los crímenes ocurridos este sábado en la ciudad fronteriza.

El presidente Calderón "expresa su indignación y condena los hechos en que tres personas relacionadas con el Consulado de Estados Unidos en Ciudad Juárez, Chihuahua perdieron la vida el día de ayer", señala el documento.

México ha vivido en las últimas horas una intensa jornada de violencia. En el sureño estado de Guerrero 13 personas murieron en forma violenta, entre ellos varios policías.

Familias fuera

El Departamento de Estado autorizó a empleados gubernamentales en seis consulados estadounidenses en el norte de México a enviar sus familias fuera del área, debido a la preocupación sobre el ascenso de de la violencia vinculada al narcotráfico.

Los seis consulados están en las ciudades fronterizas de Tijuana, Nogales, Ciudad Juárez, Nuevo Laredo, Monterrey y Matamoros.

"El presidente está profundamente consternado e indignado por las noticias", dijo el vocero del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Mike Hammer, en un comunicado.

La declaración estadounidense no suministró nungún detalle del incidente en Ciudad Juárez, donde el último año murieron más de 2.600 personas en hechos de violencia asociados al narcotráfico.

Ataques violentos recientes han llevado a la Embajada de EE.UU. en la Ciudad de México a aconsejar a los ciudadanos estadounidenses a posponer todo viaje que no sea necesario a los estados mexicanos de Durango, Coahuila y Chihuahua, señaló el comunicado del Departamento de Estado divulgado este domingo.

Contenido relacionado