Bolivia: reencuentro entre madres y niños haitianos

Reagrupación familiar de niños haitianos en Bolivia
Image caption Las madres que llegaron a Santa Cruz relataron que desconocían dónde se encontraban sus hijos.

El desenlace de la historia de los niños haitianos rescatados en Santa Cruz, Bolivia, podría ser el feliz reencuentro con los padres. Sin embargo, la misión tiene sus complicaciones; de hecho, hasta ahora sólo llegaron dos madres y, para las próximas horas, se espera el arribo de un padre más.

La directora de la Defensoría de la Niñez de Santa Cruz, María Rosa Valencia, informó a BBC Mundo que "ya han llegado dos mamás. Posiblemente estén llegando más".

Valencia informó que Unicef está trabajando en la reagrupación familiar y, producto de esas gestiones, han llegado las dos mujeres y se prevé que este miércoles arribe un padre o envíe a un representante.

Según la versión de Valencia, las madres que llegaron a Santa Cruz relataron que desconocían dónde se encontraban sus hijos y, cuando les llamaron por teléfono para avisarles que sus hijos estaban en poder de la Fiscalía de esa región, decidieron viajar a recuperarlos.

Aparecen otros cinco niños

A finales de enero, un grupo de 88 haitianos llegó a Santa Cruz, entre los que había más de 20 niños.

A principios de marzo, la Fiscalía recuperó a 19 pequeños y envió a la cárcel a tres ciudadanos -dos haitianos y una boliviana- por presunto tráfico de personas con fines de explotación sexual.

Entonces, quedó pendiente la recuperación de otro grupo de niños, que aún permanecía en manos de la presunta red delictiva.

La fiscal de víctimas especiales de Santa Cruz, Francisca Rivero, informó a BBC Mundo que cinco niños fueron rescatados en un operativo realizado en un alojamiento de Santa Cruz la noche del lunes.

Valencia, de la Defensoría de la Niñez, aseguró que con el rescate de estos niños, se ha completado la recuperación de los 28 pequeños que llegaron de Haití tras la crisis desatada por el terremoto que devastó Puerto Príncipe.

Actualmente, los pequeños reciben atención en un hogar dependiente de la gobernación de Santa Cruz.

Contenido relacionado