México rescata a sus héroes "olvidados"

Fachada del diario El Hijo del Ahuizote. Centro Documental Flores Magón AC
Image caption Un crespón negro y la leyenda "La Constitución ha muerto", provocó el arresto de Ricardo y su exilio a EE.UU.

Su cuerpo tardó más de dos meses en llegar a Ciudad de México desde Kansas, Estados Unidos, donde murió. Miles de personas detenían el convoy de ferrocarril donde viajaba el féretro para rendirle homenaje y despedirlo.

Era Ricardo Flores Magón, a quien algunos historiadores consideran, junto con sus hermanos, uno de los ideólogos del movimiento que culminó en la Revolución Mexicana de 1910.

Formados en el anarquismo, los hermanos Ricardo, Jesús y Enrique hicieron un llamado a las armas cuatro años antes de que se iniciara la revuelta que puso fin a la dictadura de Porfirio Díaz, quien gobernó al país por más de tres décadas.

Se trata de una familia fundamental para el movimiento y que pocas veces es valorada en toda su dimensión, le dice a BBC Mundo Diego Flores Magón, bisnieto de los activistas.

"Ricardo encarnó a los descontentos, nunca se calló a pesar de la represión. Fue un revolucionario puro, y eso es rarísimo", explica.

Este año, a punto de celebrarse el centenario de la gesta armada que cambió al país, la memoria de los Flores Magón fue rescatada por sus descendientes y por la asociación civil ADABI de México.

La dictadura

Después de su independencia, la Revolución fue el segundo acontecimiento más importante en la historia de México.

Fue una revuelta social que en sus inicios pretendía impedir la séptima reelección de Porfirio Díaz, un antiguo héroe de la llamada Guerra de la Reforma, que duró entre 1857 y 1861.

El movimiento se enfrentó a liberales, partidarios de un Estado laico, y conservadores afines a la Iglesia y a la instauración de una monarquía en México.

Al principio, Díaz fue un gobernante popular, según han documentado varios historiadores, y que incluso promovió avances importantes para el país, como la instalación del telégrafo y el teléfono.

Pero al inicio del siglo XX, el régimen de Díaz se convirtió en represor de movimientos sindicales y campesinos, que luego se sumaron a la lucha antireeleccionista.

Periodistas

Image caption En los festejos para conmemorar el centenario de la Revolución, los Flores Magón tienen poco espacio.

Es en estos años cuando los hermanos Flores Magón tuvieron su mayor influencia, especialmente a través de los diarios Regeneración y El Hijo del Ahuizote, desde donde critican al gobierno del país.

En 1903, en la fachada del edificio donde se editaba El Ahuizote colocaron un crespón negro con la leyenda "La Constitución ha muerto", lo que provocó el arresto de Ricardo y su posterior exilio a Estados Unidos.

Enrique Flores se le unió años después, y desde ese país mantuvieron las críticas al régimen de Díaz junto con otros liberales y anarquistas.

La propaganda surtió efecto, pues según varios historiadores los Flores Magón fueron decisivos para las huelgas de Cananea y Río Blanco, consideradas como el inicio de la Revolución.

Los hermanos fueron encarcelados por promover un ataque armado a México desde el exilio.

Ricardo murió en prisión en 1922. Enrique regresó a México donde intentó reactivar su movimiento, sin éxito.

Complicado homenaje

Para conmemorar el centenario de la Revolución, las autoridades mexicanas han preparado una serie de festejos, en las que los hermanos Flores Magón tienen poco espacio.

El bisnieto Diego reconoce que es complicado homenajearlos.

"Nunca abrazaron la causa de la Revolución y abogaron por la erradicación del Estado. Ricardo fue un radical intransigente, y su figura ha servido, simbólicamente, para criticar a los regímenes que surgieron en México tras el movimiento armado".

Pero es un legado que no debe perderse, y por eso el rescate de la memoria de la familia, que será expuesta en un museo creado en el edificio donde se editó El Hijo del Ahuizote, en el Centro Histórico de la capital mexicana.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.