Pablo Emilio Moncayo: "el símbolo"

Pablo Moncayo
Image caption Moncayo ha estado cautivo doce años y tres meses.

Fue secuestrado el 21 de diciembre de 1997 en el departamento de Nariño, en el sur de Colombia, cuando tenía 18 años edad, por lo que ha estado doce años y tres meses en poder de sus captores.

El colaborador de BBC Mundo en Bogotá, Hernando Salazar, dice que Pablo Emilio Moncayo ha sido uno de los dos cautivos más antiguos y el más famoso de Colombia, después de Ingrid Betancourt.

Hijo de los maestros María Estela Cabrera y Gustavo Moncayo, nació el 26 de febrero 1978 en Sandona, una población en las cercanías de Pasto, capital de Nariño.

Fue secuestrado por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) cuando cumplía el servicio militar en una base de comunicaciones.

Entonces, era cabo primero y durante su cautiverio fue ascendido a sargento.

Símbolo

La operación en la que Moncayo fue secuestrado se saldó con diez muertos y 18 secuestrados, de los que 16 fueron luego liberados.

Image caption Gustavo Moncayo recorrió más de 2.668 kilómetros.

La guerrilla sólo mantuvo en su poder a Moncayo y al cabo segundo Libio José Martínez Estrada, aún cautivo, quien ahora será el militar que lleva más tiempo retenido.

Comenzaba un periplo lleno de dificultades en el que, como el mismo Moncayo escribió: "He pasado más aventuras que Indiana Jones y si yo sacara una película, él se quedaría en pañales".

Aunque hay una veintena de policías y militares que siguen en manos de las FARC, Moncayo se convirtió en "el secuestrado"; es decir, el símbolo de quienes están en poder de la guerrilla, como le dijo a BBC Mundo el ex consejero de paz Carlos Eduardo Jaramillo, quien trabajó para el gobierno de César Gaviria (1990-1994).

Su padre

La liberación de Moncayo se logró en buena medida gracias a los esfuerzos de su padre.

Gustavo Moncayo, "El Caminante por la Paz", desde 2007 se hizo conocido por ponerse cadenas en las manos y recorrer más de 2.668 kilómetros por las carreteras y calles de Colombia, pero también de Venezuela, Francia y Estados Unidos.

Poco antes de la liberación de su hijo, Moncayo declaró a BBC Mundo que "este ha sido el resultado del amor, de la persistencia, de la perseverancia, del empeño y de unos deseos grandes por buscar la libertad".

En sus palabras, "con la fuerza, el egoismo y la arrogancia de la guerra no logramos nada. Lo que se necesita es diálogo".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.