Calles con nombre de mujer

Parque ecológico María Augusta Urrutia (Cortesía del Municipio de Quito).
Image caption Las autoridades de Quito realizaron el cambio de nombre de un parque al sur de Quito por el de una mujer.

¿Cuántas calles de su ciudad tienen nombre de mujer? En Quito, el municipio ha detectado que 90% de las calles tienen nombres masculinos, y de allí que ha resuelto iniciar un plan para que más calles de la ciudad lleven nombres de mujeres, dentro de un proyecto que busca revalorizar el rol histórico de la mujer en la sociedad ecuatoriana.

La concejala Ximena Ponce, promotora de la iniciativa, dijo a BBC Mundo que su proyecto pretende "recuperar la memoria histórica y reconocer a las mujeres que han contribuido a la construcción de la sociedad".

El Municipio de Quito ha comenzado a elaborar una lista de mujeres que en el pasado se han destacado por su aporte a la ciudad y al país en áreas que van desde la organización social y política hasta el arte.

A decir del historiador Jorge Salvador Lara, "nuestra cultura latinoamericana ha sido generalmente machista, y por ello es que los nombres femeninos para calles y plazas han sido subestimados".

Salvador Lara le dijo a BBC Mundo que el hecho de que una amplia mayoría de calles tengan nombres masculinos refleja que en el pasado la sociedad era generalmente movida por hombres, donde la mujer, durante siglos coloniales y al inicio de la república, tenía un papel muy limitado en la sociedad, con algunas excepciones.

Si bien el plan que acaba de lanzar el Municipio de Quito se enfoca principalmente en poner nombres de mujeres a un amplio número de calles nuevas, localizadas en barrios de reciente creación, también se prevé que algunas calles y plazas antiguas cambien de nombre.

Tal es el caso de la calle Toribio Montes, al norte de Quito, que pasa a llamarse Rosa Montufar, gestora, a inicios del siglo XIX, de la independencia ecuatoriana. El historiador Jorge Salvador Lara recuerda que Montes fue un general español que en 1812 "tomó sangrientamente Quito por orden del virrey de Perú" durante la colonización española.

Reacción de moradores

La iniciativa municipal, no obstante, ha encontrado diversas reacciones entre los ciudadanos. Más allá de las consideraciones de género o de tipo histórico, grupos de moradores de la calle Toribio Montes se oponen al cambio de nombre y han enviado dos oficios al Municipio mostrando su malestar.

Piedad Marcial, administradora del conjunto de departamentos Versalles, dijo a BBC Mundo que el cambio de nombre de la calle implica un gasto de tiempo y dinero en trámites ante dependencias públicas para registrar la nueva dirección.

Para la administradora, el poner a una calle un nombre de mujer en lugar de la nomenclatura original no representa una reivindicación de la mujer en la sociedad. "Para que las mujeres nos hagamos respetar, como lo estamos haciendo ahora, no es necesario cambiar nombres de calles", dijo Montes.

Image caption Moradores de la calle Toribio Montes tienen posiciones diversas sobre el cambio de nombre de esta vía por el de Rosa Montúfar.

"Esta calle es parte de mi vida. Esta calle no es del municipio, sino de la gente que aquí habita, y cambiar el nombre de la calle es como cambiar nuestra identidad", señaló, por su parte, Fernando Palacios, quien vive en la zona desde que nació hace 52 años.

Pero también hay moradores que están de acuerdo con el cambio de nombre, como Guadalupe Rosero, una maestra que señaló a BBC Mundo que se trata de "un homenaje a las mujeres" y de "una revalorización de la historia".

Frente a esta controversia, la concejala Ponce manifestó que el cambio de nombre de la calle será un proceso que tomará alrededor de un año.

"No es que desaparece de un momento a otro el nombre, sino que coexisten los dos hasta que la gente se vaya acostumbrando. Este es un proceso que no solo tiene que ver con el nombre de las calles, sino con la visión que tendremos del papel que han jugado las mujeres en la sociedad", concluyó Ponce.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.