Ejército mexicano anuncia retirada de Ciudad Juárez

Personas protestando contra la presencia del ejército en Ciudad Juárez
Image caption El despliegue del ejército en Ciudad Juárez, anunciado en 2006, ha sido muy polémico.

El ejército mexicano anunció una retirada paulatina de Ciudad Juárez, cediendo a la policía federal la responsabilidad sobre seguridad a partir de la próxima semana.

"El ejército mexicano irá trasladando paulatinamente la responsabilidad de las tareas de seguridad pública a las autoridades civiles, en principio a las federales, y gradualmente a las estatales y municipales", anunció la Secretaría de Gobernación.

El objetivo sería "que en el mediano plazo se restablezca plenamente en Ciudad Juárez la normalidad institucional", añadió el comunicado.

Para ello, la policía federal contará con 4.500 agentes en la ciudad, mientras que la policía estatal y municipal contarán con 200 y 2.800 efectivos adicionales respectivamente.

Durante este proceso, el ejército, que cuenta con unos 6.000 militares en la ciudad, seguirá prestando tareas de apoyo y vigilando puntos clave y cruces internacionales.

Lea: "Confiesa" sospechoso de matar a trabajadora consular de EE.UU.

Principio del fin

Esto supone el inicio del fin del polémico despliegue militar en la zona, aprobado en 2006.

Éste ha sido muy criticado por algunos sectores de la población que aseguran que alimentó –en vez de limitar- la violencia asociada con el narcotráfico.

En lo que va de año, se han registrado medio millar de asesinatos en Ciudad Juárez, considerada por organizaciones internacionales como una de las ciudades más violentas del mundo.

Datos oficiales indican que más de 2.500 personas murieron allá tan solo el año pasado.

Lea: Clinton reconoce responsabilidades en México

Preocupación en EE.UU.

El aumento de la actividad de los cárteles de la droga en este lugar ha encendido todas las alarmas en la vecina Estados Unidos.

Hace poco, el gobernador del estado de Nuevo México, Bill Richardson, envió a la Guardia Nacional a la frontera para reforzar la seguridad.

Y la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, se comprometió a aumentar el apoyo a este país en la lucha contra las bandas de narcotraficantes durante una visita a ese país la semana pasada.

Según dijo, queda mucho por hacer para acabar con la demanda de drogas en EE.UU. y el contrabando de armas y dinero negro a ambos lados de la frontera.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.