Última actualización: martes, 6 de abril de 2010 - 15:58 GMT

Las lluvias golpean a Río de Janeiro

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

Lluvias torrenciales han provocado cerca de 100 muertos en el estado de Río de Janeiro.

El gobernador del estado, Sergio Cabral, advirtió que el número de muertos podría aumentar y declaró el estado de emergencia.

"El estado de emergencia se hace necesario por la cantidad de ciudades afectadas", afirmó Cabral a un medio local.

Hasta 26 personas -incluyendo un bebé de cinco meses y un niño de nueve años- perdieron la vida en la ciudad de Río de Janeiro donde se produjeron deslizamientos de tierra que sepultaron varias viviendas en favelas de la zona norte.

Otras 14 personas murieron en la vecina ciudad de Niteroi, mientras 14 más fallecieron en la ciudad satélite de Sao Gonçalo.

"Caos absoluto"

El estado de emergencia se hace necesario por la cantidad de ciudades afectadas

Sergio Cabral, gobernador de Rïo de Janeiro

El caos la capital regional y segunda mayor ciudad del país es tal que las autoridades locales recomendaron que nadie salga de casa.

El alcalde de Río, Eduardo Paes, ordenó el cierre de todas las escuelas y pidió que la gente se quede en sus casas debido a que las arterias principales de la ciudad están inundadas.

Paes dijo en una entrevista al canal de TV local Globo que las calles de la ciudad eran un "caos absoluto".

"Todas las calles importantes están bloqueadas", afirmó, advirtiendo que quienes intenten cruzarlas corren un "enorme riesgo".

Visita cancelada

Calle inundada en Río de Janeiro

El alcalde de Rïo de Janeiro pidió que la gente se quede en sus casas.

Por su parte, el aeropuerto Santos Dumont, el de mayor movimiento de la ciudad, utilizado para vuelos internos, suspendió las operaciones durante unas dos horas, provocando numerosos retrasos.

Luciana Dixon, lectora de la BBC quien se encuentra en el lugar, dijo que "el agua está llegando a niveles increíbles".

"He vivido en Río desde 2003 y nunca he visto algo así. Estoy a salvo con mi familia en casa, pero temo por la gente que está afuera", afirmó.

Mientras, el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, quien estaba en Río de visita, criticó a las autoridades locales por no imponer normas de construcción adecuadas en zonas proclives a sufrir deslizamientos, especialmente en las favelas.

"Todo lo que podemos hacer es rezar para que Dios frene un poco la lluvia, para que Río pueda retornar a la normalidad y para que comencemos a corregir las cosas en la ciudad que necesitan arreglo", afirmó el mandatario a una emisora de radio local.

Río de Janeiro ha experimentado un verano especialmente caluroso y lluvioso este año, y los meteorólogos predicen más lluvia en los próximos días, aunque los corresponsales afirman que es normal que llueva fuerte entre enero y abril.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.