Chile: el comercio intenta levantarse en Talcahuano

Talcahuano, Chile, tras el terremoto
Image caption La restringida "zona cero" en Talcahuano aún muestra los estragos del terremoto y tsunami. (Foto: Rodrigo Bustamante)

La plaza de armas intenta emerger como el centro de reunión e intercambio de bienes y servicios en Talcahuano, ciudad ubicada a 521 kilómetros al sur de Santiago de Chile, que resultó devastada por el terremoto y el tsunami del 27 de febrero.

Venta de frutas y verduras, ropa y comida entre otros objetos, marcan la apariencia de este centro urbano que se transforma nuevamente en el punto de encuentro de la ciudadanía, desde donde el comercio trata de levantarse luego del cataclismo.

El centro de Talcahuano contaba con dos calles principales que quedaban próximas al mar, y ambas fueron arrasadas por el sismo de 8,8 grados Richter y las olas de más de dos metros que le siguieron.

Y lo que quedó en pie se lo llevaron quienes salieron a las calles a saquear cuanto encontraron a su paso.

Vea imágenes de la devastación en Talcahuano

Según la Cámara de Comercio de la ciudad, un 35% de los 3.600 trabajadores de este sector no podrá volver a sus locales ubicados en la llamada "zona cero" al menos en un año.

Así, miles de comerciantes debieron ingeniárselas para seguir adelante en medio de la tragedia, como un grupo de peluqueros que decidió instalarse en plena plaza para atender al público al aire libre.

Sin quejas

Katty Pino tenía su salón de belleza en calle San Martín entre Cristóbal Colón y Blanco Encalada, las dos avenidas más afectadas por el terremoto, y sólo pudo rescatar algunas tijeras y un carro para guardar los implementos básicos necesarios para su labor.

"Perdí las cosas materiales, pero uno no saca nada con andarse quejando. Gracias a Dios tengo mis manos buenas y mi mente, mi familia está conmigo y eso es lo más importante. Las cosas materiales así como llegan se van", le relató a BBC Mundo.

"Es terrible, esto no se lo doy a nadie. El mar sacó todo, los primeros pisos, la puerta, fue un desastre Talcahuano. El agua llegó pasada la plaza, y en la parte más linda de la ciudad tengo instalados tres barcos", agregó, mientras agradece la respuesta de la gente a su iniciativa de atender en la plaza.

Como parte de los esfuerzos para sacar adelante a la ciudad, la municipalidad instaló además una carpa que funciona como improvisado centro comercial, donde quienes perdieron sus locales ocupan un pequeño espacio para tratar de reanudar el negocio.

"Lo más terrible además del mar fue el saqueo, porque se robaron todo. No hay agua ni luz, y una vez que limpien todo podríamos demorar un año en volver", señaló Mónica López, quien trabajaba en una de las librerías más grandes de la ciudad y hoy atiende en una carpa.

Volver a vivir

El presidente de la Cámara de Comercio de Talcahuano, Omar Abufarhue, le dijo a BBC Mundo que para recuperar la actividad calculan "unos tres años", y que por lo pronto se trabaja en base al esfuerzo personal mientras esperan que el gobierno los "pueda apoyar en algo, como alguna subvención para poder reconstruir".

Image caption Una carpa intenta reunir a distintos establecimientos para seguir con el comercio. (Foto: Rodrigo Bustamante)

El alcalde de la ciudad, Gastón Saavedra, abrió la plaza para que quienes quisieran vender algo pudieran hacerlo, en una medida que a su juicio es imperiosa para dar el punto de inicio a la reconstrucción.

"Tuvimos que ser muy abiertos a entender que hay que tomar medidas que a lo mejor no son las más gratas, pero tenemos que volver a lo mejor al origen de las ciudades, donde en las plazas se concentraba el comercio en carpas y en espacios públicos", le comentó a BBC Mundo.

"Es una contribución a que los comerciantes puedan seguir manteniéndose ellos y su familia, y que la ciudad pueda de a poco volver a vivir", destacó.

Escombros junto a locales destruidos se multiplican en el centro de uno de los puertos industriales y militares más grandes de Chile, donde sus habitantes quieren creer que efectivamente la crisis puede representar una oportunidad.

"Con la misma gente queremos como comerciantes hacer renacer Talcahuano como era o mejor. Va a costar, pero creo que vamos a salir adelante", vaticinó Mila Neira, otra de las peluqueras que atiende en la plaza de armas.

Lea también: "Tour sísmico" muestra Chile desde el mar

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.