Chile: la 'zona cero' de los bomberos

Compañía de bomberos Pompe France frente a las ruinas de su cuartel (Foto: Rodrigo Bustamante)
Image caption Los bomberos de la compañía Pompe France en Concepción siguen trabajando a pesar de que su cuartel está en ruinas.

El terremoto y tsunami del 27 de febrero en Chile causaron daños severos en varias compañías de bomberos, que en ciudades como Concepción y Talcahuano se quedaron sin sus cuarteles y aún así se las ingenian para seguir con su labor voluntaria.

En Concepción, ciudad capital de la región del Bío Bío, ubicada a 519 kilómetros al sur de Santiago, tres compañías quedaron imposibilitadas de seguir ejerciendo sus actividades en los edificios que las albergaron.

La situación más complicada se vive en las compañías tercera y sexta, que se ubicaban en una construcción que data de 1942, y que hoy en día es sólo un montón de escombros luego que debiera ser demolida por los daños que sufrió con el sismo de 8,8 grados en la escala de Richter.

Pero también el mar dijo presente con sus olas gigantes en Talcahuano, y el cuartel central de bomberos ubicado en plena costanera de este puerto fue arrasado y quedó con daños que lo tienen en evaluación, mientras se decide si se podrá reconstruir o deberá ser demolido.

Vea imágenes de la devastación en Talcahuano

Rescate necesario

Image caption Los bomberos se ven forzados a trabajar en carpas, situación que se repite en varias ciudades.

La tercera compañía de bomberos de Concepción, Pompe France, vio su edificio devastado y posteriormente demolido. Hoy la labor se desarrolla al interior de carpas ubicadas en un estacionamiento, mientras se espera instalar unos contenedores que sirvan como nuevas oficinas.

"Con el cuartel destruido o no, tenemos que seguir con el servicio. Somos una unidad de rescate bastante potente en la zona, y estamos especializados en todo tipo de rescate. Por eso somos un pilar en el servicio acá en Concepción y no podemos fallar en la respuesta a la comunidad", le dijo a BBC Mundo Gerson González, teniente segundo del grupo.

Esta compañía, que recibe apoyo y capacitación de Francia, fue la primera en llegar hasta el edificio Alto Río, cuya imagen tras derrumbarse sobre un costado dio la vuelta al mundo. Sus integrantes destacan el trabajo que se realizó cuando el tiempo apremiaba.

"Fuimos la compañía que más trabajó ahí. Para la cantidad de personas que había fue una gran labor y se sacó a 75 personas, que pese a la cantidad de muertos (ocho en total) y la envergadura del desastre es positivo", relató el director de la Pompe France, Francisco Bello.

El desgaste en los voluntarios, tras un mes y medio viviendo en carpas, es una preocupación. Pero también lo es el estado de los carros de las compañías tercera y sexta, que están en una calle donde las luminarias no funcionan y "pueden ser saqueados en cualquier momento o desvalijados", según González.

Lea también: "Tour sísmico" muestra Chile desde el mar

Camión bajo agua

Un tradicional camión de bomberos cuya cabina aún muestra hasta dónde llegaron las olas que devastaron a Talcahuano permanece como testigo de lo que se vivió en el cuartel general de esta ciudad el 27 de febrero.

Quienes estuvieron ahí ese día le contaron a la BBC que tras el terremoto una de las primeras tareas fue sacar los distintos vehículos para salir a atender las emergencias que se multiplicaban en la zona, pero este en particular no partió y estuvo ahí cuando el mar arrasó el lugar a eso de las 05:45 horas (09:45 GMT).

"Ahí había tres compañías y tenemos cinco compañías damnificadas", señaló el comandante de Talcahuano, Marco Oyarzo, quien estima que "recién a partir del comienzo del próximo año va a poder empezar la reparación de algunos cuarteles".

La situación se repite en otras ciudades afectadas como Santiago, Talca o Curicó, y diversos parlamentarios están realizando gestiones para pedirle al gobierno que tenga en cuenta a los bomberos en su plan de reconstrucción.

Un punto negro en esta historia quedó al descubierto esta semana cuando siete funcionarios de bomberos de Talcahuano fueron procesados por robo, al comprobarse su participación en los saqueos que se multiplicaron por la ciudad.

Aún así la ciudadanía agradece la labor de los voluntarios y así lo manifestó en dos encuestas de opinión posteriores al terremoto, en que los bomberos fueron la institución más destacada e incluso tuvieron un 100% de aprobación por su accionar tras la tragedia.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.