Papeleras: miles marchan en Gualeguaychú

Miles de ecologistas y vecinos de Gualeguaychú, Argentina, se manifestaron este domingo en contra del fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) que permite que una planta de celulosa siga operando sobre un río limítrofe con Uruguay, alegando que contamina el ambiente.

Image caption Los manifestantes mostraron su disconformidad con la resolución de la CIJ de La Haya.

La multitud, a la que se sumaron dirigentes, políticos y religiosos, marchó sobre el puente que une a la ciudad de Gualeguaychú con la vecina uruguaya de Fray Bentos, y que los argentinos bloquean desde finales de 2006.

La Asamblea Ambiental de Gualeguaychú, organizadora del evento, expresó "firmemente" su "exigencia de desmantelamiento" de la papelera instalada en Fray Bentos.

La proclama de los ambientalistas sostuvo que el fallo, "lejos de solucionar el conflicto lo agrava", "es inhumano", "manifiestamente injusto" e "incoherente", y "sólo aceptó pruebas uruguayas y de consultoras contratadas" por la papelera.

La CIJ en La Haya había fallado el martes que no hay pruebas de que la papelera finlandesa Botnia amenace el medio ambiente, como alegó la demanda de Argentina a Uruguay, aunque avaló la protesta argentina de que el país vecino incumplió un tratado bilateral, al autorizar la construcción de la papelera sin consulta previa.

Críticas a los presidentes

Los asambleístas criticaron duramente a la presidenta argentina, Cristina Fernández, y a su par uruguayo, José Mujica.

Le dijeron a Fernández que "es inadmisible su planteo y el de Mujica de borrón y cuenta nueva. Le exigimos que no acepte el monitoreo conjunto de Botnia. Será usted la responsable de lo que pase de aquí en adelante. La sentencia no soluciona el conflicto, es un pronunciamiento retrógrado".

Además, en la proclama leída por una asambleísta, señalaron que el apoyo de Mujica "a la corporación contaminante lo hermana con Finlandia y lo separa de los uruguayos".

El acto se inició con una oración ecuménica a cargo del obispo de Gualeguaychú, Jorge Lozano, y con la presencia de representantes de otras religiones.

Luego comenzó la caminata hacia el puente General San Martín, donde se entonaron los himnos de Argentina y de Uruguay, para luego leerse la proclama.

"Desazón"

La corresponsal de BBC Mundo en Argentina, Valeria Perasso, señala que "esta sexta marcha o 'abrazo al puente', como la llaman los locales, ha tenido un sello particular: la convocatoria estuvo marcada por una sensación de desazón y de injusticia irreparable, según expresaron muchos vecinos, los medios locales y hasta el alcalde de Gualeguaychú, Juan José Bahillo".

Perasso agrega que, "para ellos, el fallo de La Haya ha sido un revés duro y alegan que, más allá de las decisiones políticas, es a ellos a quienes les toca vivir con una planta industrial enfrente, a la que consideran contaminante".

Sin embargo, la decisión de mantener el corte del puente internacional ha perdido apoyo entre los gualeguaychenses.

"Aunque están enojados porque Uruguay no haya sido penalizado en La Haya, pese a haber violado el estatuto bilateral y porque Botnia siga funcionando, muchos de los habitantes de la zona sienten que el piquete en el puente es una metodología agotada", indica la corresponsal.

Según se informó en la prensa local, en los próximos días se espera que una asamblea ciudadana ampliada, impulsada por los mismos ambientalistas, podría definir si se levanta el bloqueo del paso internacional que une a Gualeguaychú con Fray Bentos, bloqueo que ha afectado la vida cotidiana de la zona limítrofe.

"El corte no sólo ha generado pérdidas en la economía de Uruguay, sino que ha tenido un 'efecto rebote' que se hace sentir en el comercio local. El turismo y las visitas de compras de los uruguayos han sido siempre una fuente de ingresos importante para Gualeguaychú", asevera la corresponsal de BBC Mundo.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.