El exilio de Miami cambia su rostro

Manifestación de apoyo a las Damas de Blanco en la Calle Ocho, Miami
Image caption Miles de personas marcharon en Miami en solidaridad con las Damas de Blanco.

Los cubanos de Miami ya no son lo que eran. Del estereotipo conservador, obsesionado en su oposición a Fidel Castro, va surgiendo una imagen más compleja de una comunidad igualmente influyente, pero más diversa y que se adapta a los tiempos.

Algunos ven esta nueva imagen en el cóctel organizado hace unos días en Miami por la cantante Gloria Estefan. Los asistentes, en su mayoría dirigentes de la comunidad cubano estadounidense, pagaron US$30,400 cada uno por estar en compañía del presidente Barack Obama, el mismo que ha contrariado a los conservadores proponiendo nuevos canales de diálogo con el gobierno de la isla.

"Lo que vimos con los Estefan y el presidente Obama fue la demostración más simbólica del acercamiento al partido demócrata, y francamente, del apartarse de la posición monolíticamente republicana que han tenido los cubano estadounidenses", dijo a BBC Mundo Fernand Amandi, vicepresidente de la firma de análisis de opinión Bendixen y Asociados.

"El exilio que llegó en la década del 60 está envejeciendo y saliendo del electorado. Los que los reemplazan son cubano-estadounidenses de segunda y tercera generación, y muchos están registrados como independientes y demócratas".

Además, los inmigrantes que llegaron de Cuba después de los años noventa "no tienen ese dogma republicano que se vio en la generación anterior", señala Amandi.

"Los cubano estadounidenses están prácticamente todos frustrados con que 50 años de políticas hacia Cuba no han llevado a una transición exitosa a la democracia. Muchos cubano americanos están dispuestos a explorar nuevas alternativas. Incluso un porcentaje significativo de ellos empieza a ver al embargo como algo que esta ayudando al régimen de Castro", agrega.

Participe: ¿se acerca Miami a La Habana?

Jóvenes involucrados

Image caption Felice Gorordo opina que "la política no iba a unirnos". Por eso emplean otras tácticas.

Entre los grupos jóvenes explorando estas nuevas avenidas están los de Raíces de Esperanza, una organización estudiantil y de profesionales jóvenes que tiene cerca de 3.000 afiliados en todo Estados Unidos.

Como dice a BBC Mundo su dirigente, Felice Gorordo, no tienen una posición partidista definida, pero les interesa tender puentes con sus contrapartes en Cuba.

Ayudaron con el reciente concierto de Juanes en La Habana, y con las marchas de respaldo en Estados Unidos a las protestas de las Damas de Blanco en Cuba. Ahora, su iniciativa, "Celulares por Cuba" busca difundir tecnología en la isla como una manera de contribuir al bienestar de sus compatriotas en la isla.

"Nos dimos cuenta que éramos mucho mas diversos políticamente que la generación de nuestros padres y abuelos. La política no iba a unirnos. Lo que nos enfocamos es en cómo podíamos acercarnos a los jóvenes en Cuba, ayudarlos a desarrollar su futuro en Cuba".

No cree que los sectores más tradicionales del exilio en Miami los miren mal. "Somos muy respetuosos de la generación de nuestros padres. Entendemos que hay mucho dolor y sufrimiento ahí. Por eso hemos recibido su apoyo", sostiene Gorordo.

"Una asignatura pendiente"

Image caption Más de 600.000 personas de origen cubano viven en el área metropolitana de Miami.

Sin embargo, las posiciones tradicionales son defendidas con fortaleza en ciertos sectores de la comunidad.

Ninoska Pérez-Castellon, una conocida comentarista en los medios y dirigente de la organización Cuban Liberty Council, duda que los cambios sean tan sustanciales como algunos los plantean.

"Durante las elecciones al Congreso de 2008 en el sur de la Florida, los tres candidatos que han mantenido la posición de sancionar el régimen de Castro y continuar el embargo, fueron reelectos", señaló Pérez-Castellón a BBC Mundo.

Tampoco cree que la posición de los cubanos de Miami se suavice a medida que se asimilan más a la cultura estadounidense.

"Muchos de los jóvenes que hace unos años celebraron en la Calle Ocho de Miami la noticia de la enfermedad de Fidel, decían que estaban ahí porque quizás una abuela, un padre o una madre no habían podido ver el día. Es como una asignatura pendiente que no va a concluir hasta que no termine la dictadura", concluyó Pérez Castellón.

Comunidad creciente

Según el censo más reciente, la comunidad cubana en Miami supera las 650.000 personas, la mayor que existe fuera de La Habana.

Sin embargo, se nutre todos los días de nuevos inmigrantes.

En 2008 un informe del Congreso estadounidense señaló que, en ese año, 49.500 cubanos se convirtieron en residentes legales permanentes de Estados Unidos.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.