Procesan al alcalde de Buenos Aires por caso de espionaje

El jefe de gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri
Image caption Macri negó tener relación con las presuntas escuchas.

El jefe de gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, aseguró ser víctima de un complot luego de que un juez federal lo procesara por un caso de escuchas ilegales.

El magistrado Norberto Oyarbide lo acusó este viernes de ser "partícipe necesario de una asociación ilícita", en una causa que investiga una presunta red ilegal de espionaje en el seno del gobierno porteño.

La causa de Oyarbide comenzó con la detención de un supuesto espía, llamado Ciro James, a quien se acusa de haber realizado escuchas telefónicas ilegales a varias personas.

Lea: Ciro James, el espía de la polémica

Entre los espiados había famosos empresarios y un familiar de una de las víctimas del atentado contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), quien recibió un llamado anónimo alertándolo sobre las escuchas, lo que habría dado el puntapié inicial a la causa.

Otra víctima del espionaje sería Néstor Leonardo, el cuñado de Macri.

Tras conocerse la decisión de Oyarbide, el jefe de gobierno volvió a negar tener relación con las presuntas escuchas, y aseguró que su cargo no corre peligro por la causa.

"Causa direccionada"

"Este procesamiento estaba escrito antes de que comenzara la causa", denunció este viernes el alcalde porteño, quien acusó a Oyarbide de "direccionar" el caso en su contra.

Según Macri, el magistrado "es funcional" al ex presidente Néstor Kirchner (2003-2007), marido de la actual mandataria, Cristina Fernández de Kirchner.

"Ponemos en riesgo el poder de Néstor Kirchner de seguir en el poder por 20 años, como anunció hace pocos días", señaló Macri, quien tiene aspiraciones presidenciales para 2011.

El jefe de gobierno también anunció que apelará la decisión y que "no descarta" pedir un juicio político contra el juez.

Interpelación

En tanto, los opositores de Macri en la Legislatura porteña anunciaron que buscarán interpelar al mandatario local.

Image caption El juez Oyarbide cerró una causa sobre el supuesto enriquecimiento de la presidenta Fernández y su marido.

"Macri debe dar explicaciones judiciales ante la Justicia e institucionales frente a los legisladores", dijo a la agencia oficial Télam el legislador de Proyecto Sur, Fabio Basteiro.

Los legisladores ya anunciaron que buscarán crear una comisión para investigar el presunto caso de las escuchas.

Por su parte, la Coalición Cívica (CC) se mostró más prudente, pero advirtió que la situación institucional de Macri se "complicará gravemente" si su procesamiento es confirmado por la Cámara Federal.

En marzo pasado la CC pidió el juicio político a Oyarbide, por haber cerrado una causa que investigaba un supuesto enriquecimiento ilícito por parte de la presidenta Fernández y Néstor Kirchner.

Lea: Fortuna de los Kirchner, bajo la lupa

Oyarbide fue duramente criticado tras sobreseer a la pareja, cuya fortuna personal creció un 158% entre 2008 y 2009.

Repercusiones

Además de Macri, el juez Oyarbide también procesó en la causa al ministro de Educación del gobierno de Buenos Aires, Mariano Narodowsky, ya que fue en esa cartera en la que se desempeñaba Ciro James cuando realizó las presuntas escuchas.

En cambio, el magistrado dictó la falta de mérito para el ministro de Seguridad porteño, Guillermo Montenegro, quien había recusado a Oyarbide.

El juez ya había ordenado la detención del ex jefe de la Policía Metropolitana, Jorge Palacios, a cuya fuerza pensaba sumarse James cuando estalló el escándalo de las escuchas.

Lea: Más polémica por espionaje en Argentina

Las repercusiones del caso llevaron al gobierno porteño a anunciar en noviembre pasado el despido del reemplazante de Palacios, Osvaldo Chamorro, luego de que la investigación revelara vínculos entre James y el nuevo jefe policial.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.