Violencia, nuevo actor político en México

Policía frente al rancho de Diego Fernández de Cevallos
Image caption Fernández de Cevallos desapareció en la noche del viernes y sábado de su casa en el estado de Querétaro.

La desaparición del ex candidato presidencial Diego Fernández de Cevallos ha puesto en evidencia que la violencia se convirtió en un fuerte elemento de presión política en México, según reconocen analistas y autoridades.

Incluso en algunas regiones del país la delincuencia organizada afecta el desarrollo de elecciones locales.

El presidente Felipe Calderón reconoció que México vive etapas similares a las que padeció Colombia en los tiempos de mayor violencia. Es el primer presidente mexicano que se refiere al tema de esta manera.

"Hay fases que estuvieron presentes en el crimen organizado en Colombia desde los 80, que en México se están presentando y que, afortunadamente, las estamos combatiendo", expresó.

Calderón dijo que México puede salir en el corto plazo de esta fase e incluso evitar el caos que vivió Colombia, con asesinatos de candidatos presidenciales o el secuestro de la Suprema Corte de Justicia.

"Eso no ha ocurrido en nuestro país", dijo.

Súplica familiar

Fernández de Cevallos desapareció entre la noche del viernes y la madrugada del sábado pasado cuando estaba en su casa en el municipio Pedro Escobedo, estado de Querétaro, en el centro de México.

Las investigaciones sobre su paradero registran poco avance, reconoce la Procuraduría (fiscalía) General de la República (PGR).

Hasta ahora las autoridades no han determinado si el ex candidato fue secuestrado, ni tampoco existen datos sobre los autores de su desaparición.

Lea: México: misterio en torno a la desaparición de ex candidato presidencial

A través de un breve comunicado, la familia del ex candidato pidió a las personas que lo retienen que entablen comunicación para negociar su libertad.

Miedo

Desde hace tres años México vive una intensa ola de violencia que ha causado la muerte a más de 22.700 personas, según cifras oficiales.

Image caption Calderón admitió similitudes con la Colombia de los 80, pero aclaró que están combatiendo la violencia.

Las noticias sobre secuestros y desapariciones de personas aparecen con frecuencia en los medios locales. Esto ha provocado que los mexicanos estén familiarizados con el tema.

Pero la desaparición de Fernández de Cevallos, uno de los políticos más influyentes del país, conmocionó al país.

Ahora la percepción es que la violencia ha escalado a niveles no vistos y que toca incluso a personajes de alto nivel, explica Javier Oliva, académico de la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)

"Genera miedo. La gente piensa: si eso le pasa a una persona con recursos económicos, qué pueden esperar los ciudadanos de a pie", dijo en conversación con BBC Mundo.

De acuerdo con organizaciones independientes en el país se comete un promedio de dos secuestros al día.

Éxodo de candidatos

El caso de Fernández de Cevallos ocurre en momentos que el país enfrenta un proceso de elecciones locales en 14 estados, algunas de las cuales han sido amenazadas por carteles de la droga.

Recientemente fue asesinado el candidato del Partido Acción Nacional (PAN) a la alcaldía de Valle Hermoso, Tamaulipas, en el noreste del país.

Tanto el PAN como el izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD) reconocen que en ese estado algunos candidatos abandonaron la contienda electoral por amenazas contra su vida.

El asunto no es nuevo pero ahora -con la lucha de carteles por controlar las rutas de tráfico de droga- adquiere niveles preocupantes, le dice a BBC Mundo el analista Samuel González.

"La delincuencia organizada siempre ha sido un actor político pero ahora lo manifiesta de una manera extraordinariamente fuerte", afirma.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.