Última actualización: miércoles, 19 de mayo de 2010 - 18:12 GMT

Obama y Calderón critican ley de Arizona

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

La nueva ley de inmigración de Arizona es un problema para la relación bilateral de México y Estados Unidos. Eso es lo que parece quedar claro tras la primera reunión en la Casa Blanca entre el presidente estadounidense Barack Obama y el mexicano Felipe Calderón, quien llegó este miércoles a Washington en su primera visita de estado.

En rueda de prensa conjunta en los jardines de la residencia presidencial, Obama reconoció que la "ley de Arizona tiene el potencial de ser usada de manera discriminadora" y dijo "compartir las frustraciones" que generó la iniciativa.

"Creo que la mayoría de los estadounidenses están abiertos a una reforma integral de las leyes de inmigración", dijo el presidente pero agregó que no depende sólo de él ni de su partido aprobar esta legislación.

Felipe Calderón y Barack Obama

Obama dijo que los demócratas no tienen el poder para aprobar una reforma migratoria por sí solos.

"Confío en que puedo tener la mayoría de los demócratas tanto en la Cámara de Representantes como en el Senado, pero no tengo (la mayoría aprobatoria de) 60 votos en el Senado. Necesito alguna ayuda de los republicanos", dijo Obama, quien no ofreció ninguna fecha tentativa para presentar la propuesta al Congreso.

clic ¿Usted qué opina de la ley de Arizona? ¡Participe!

Discriminación

En su turno el presidente Calderón dijo que había sostenido con su colega estadounidense un encuentro "histórico por el nivel de entendimiento y de confianza recíproca alcanzados", aunque quedó clara su molestia por la ley de Arizona.

"En México somos respetuosos de la política interna de EE.UU. y de su legítimo derecho de establecer, según su constitución, las leyes que considere convenientes. Pero mantendremos nuestro firme rechazo a que se criminalice la migración y que gente que trabaja y aporta a esta gran nación sea tratada como delincuentes"

Ya en sus palabras iniciales, en la ceremonia de bienvenida a la Casa Blanca, Calderón, había calificado la ley de "discriminatoria".

Mantendremos nuestro firme rechazo a que se criminalice la migración y que gente que trabaja y aporta a esta gran nación sea tratada como delincuentes

Felipe Calderón, presidente de México

"Se que compartimos el interés por dar condiciones de vida digna, legal y ordenada para todos aquellos trabajadores migrantes, muchos de los cuales, a pesar de su enorme contribución a la economía y a la sociedad, y a su progreso, aún viven en las sombras y en ocasiones, como en Arizona, confrontan patrones incluso de discriminación".

Calderón dijo a Obama que venía a "sellar el pacto de amistad que hace un año le ofreció usted a México y a los mexicanos" y al final, hablando, en inglés se preguntó si "se podían superar los desafíos" que hay en la relación bilateral.

"Sí. Sí podemos. Si trabajamos juntos", dijo Calderón usando el eslogan de la campaña que llevó a Obama a la presidencia en 2008.

Cena de estado

Según las declaraciones de los mandatarios ante la prensa, además de inmigración, hablaron aprovechar las mejoras en la economía global para revigorizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, que integran junto a Canadá.

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

clic

En ese punto tocaron nuevamente el tema de la entrada de camiones mexicanos a territorio estadounidense, previsto por el tratado pero bloqueado por presiones de sindicatos y empresas estadounidenses.

También se hablo de la "corresponsabilidad" en el combate al tráfico de drogas, la necesidad de controlar el lavado de dinero y el flujo de armas ilegales que alimenta a los grupos del crimen organizado mexicano.

En la tarde Calderón se reunió en el Departamento de Estado con al secretaria Hillary Clinton y ofreció un discurso en la Cámara de Comercio Mexicana Estadounidense.

En la noche, Calderón y su esposa, Margarita Zavala, ejercen de huéspedes de honor de los Obama en la segunda cena de estado que ofrecen desde que llegaron a la Casa Blanca.

El jueves Calderón dará un discurso en una sesión conjunta de ambas cámaras del Congreso, el primero que presenta un presidente mexicano desde que lo hicera Vicente Fox en septiembre de 2001.

clic Siga en Twitter nuestra cobertura de la visita (@bbc_chirinos)


BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.