Acusan a Brasil ante Corte Interamericana

La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) escuchará a partir de este jueves las acusaciones contra el Estado brasileño por la desaparición forzosa de 70 personas entre 1972 y 1975 en operaciones del ejército contra la guerrilla de Araguaia.

Image caption El caso está relacionado con la desaparición de 70 personas en la década de 1970.

En su primer mandato el gobierno del presidente de Brasil, Luis Inácio Lula da Silva, comenzó a abrir los archivos clasificados de los gobiernos militares que estuvieron en el poder desde 1964 a 1985, pero los familiares de los desaparecidos y las organizaciones defensoras de los derechos humanos sostienen que todavía hay mucha información que no ha salido a la luz pública.

"El Estado (brasileño) se ampara en buena medida en la existencia de una ley de amnistía", señaló a BBC Mundo en conversación telefónica desde San José la directora ejecutiva del Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL, por sus siglas en inglés) en México y Centroamérica, Viviana Krsticevic.

La demanda fue interpuesta el año pasado ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA por el CEJIL, la Comisión de Familiares de Muertos y Desaparecidos de Sao Paulo y Tortura Nunca Más.

El caso de la denominada "Guerrilla de Araguaia" es una de las causas de derechos humanos más emblemáticas de la década de 1970 en Brasil.

Lea: Buscan restos de desaparecidos en Brasil

Leyes de amnistía

Al igual que en muchos otros países de América Latina, el retorno de la democracia en 1985 fue condicionado por leyes de amnistía que protegen a las fuerzas de seguridad.

Image caption Los activistas sostienen que el gobierno protege a las fuerzas de seguridad.

"En otros países de la región los poderes judiciales encontraron caminos importantes para darle vuelta a las leyes de amnistía. En el caso chileno por ejemplo, hay más de 700 militares procesados y más de 200 condenados por graves violaciones a los derechos humanos, aún existiendo las leyes de amnistía", según Krsticevic.

La guerrilla de Araguaia, compuesta mayormente por estudiantes universitarios, era el brazo armado del Partido Comunista do Brasil (PC do B) y pretendía fomentar una revolución socialista en la cuenca del río Araguaia en la región amazónica del país.

A partir de 1972 el ejército desplegó unos 5.000 efectivos para combatir una fuerza irregular que según varias fuentes nunca superó el centenar de combatientes.

Uno de los pocos guerrilleros que sobrevivieron los operativos fue el ex presidente del Partido de los Trabajadores (PT), José Genoíno.

Krsticevic sostiene que "muchos de los ex militantes se olvidan de su propio pasado" y cree que el gobierno de Lula ha tenido posiciones divergentes en su política de derechos humanos.

"Ha tenido un ministro de Justicia como Tarso Genro a favor de la investigación y la persecución penal de personas que estuvieron involucradas en crímenes imprescriptibles como la tortura y también tiene el actual ministro de Defensa, el señor Nelson Jobim, que se pronuncia a favor de la impunidad de este tipo de atrocidades", dice Krsticevic.

Lea: Brasil abre archivos militares

Miles de documentos

El gobierno brasileño presentó al comienzo de este año unos 16.000 documentos en un proceso judicial relacionado con la demanda de los familiares de los ex guerrilleros.

"No son útiles para terminar de esclarecer aspectos importantes, pero demuestran que existen documentos que hablan de la guerrilla de Araguaia", según la activista.

En las audiencias que se llevarán a cabo en la sede de la CIDH en San José este jueves y viernes se anticipan testimonios desgarradores.

"Ha habido militares que han reconocido como se le cortaba las cabezas a algunas de las víctimas, las torturas, es realmente muy chocante", según Krsticevic.

Se espera que la CIDH emita su fallo en este caso en un plazo de aproximadamente cuatro meses.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.