Aprueban ley de autonomías en Bolivia

Luego de una maratónica sesión de 18 horas, la Cámara de Diputados de Bolivia aprobó este domingo una polémica ley de autonomías, que permitirá suspender a los gobernadores que enfrenten acusaciones formales en su contra.

La legislación será promulgada este lunes por el presidente Evo Morales.

Image caption Para Morales, los críticos de la ley "son como corruptos confesos".

La oposición resistió hasta el último momento la aprobación de la norma, pero al final se impuso la mayoría parlamentaria que representa a Morales.

El mandatario dijo a los medios locales no entender por qué los opositores rechazan la norma, puesto que ésta pone en vigencia el sistema autonómico en Bolivia y busca luchar contra la corrupción.

"Son como corruptos confesos", señaló el mandatario, refiriéndose a los opositores, a quienes cuestionó por haber iniciado protestas antes de que se aplique la ley.

¿Una acusación basta? ¡Participe en el debate!

Protestas regionales

En los últimos días, a medida que avanzaba el debate parlamentario, los opositores protagonizaron movilizaciones en sus regiones.

En Santa Cruz se celebró un cabildo ante el que juró simbólicamente el gobernador electo, Rubén Costas. En Tarija, se produjo una marcha de protesta y un paro cívico de 24 horas. Finalmente, en Beni, hubo marchas de protesta y aún persiste la amenaza de una huelga de hambre.

En concordancia con la ley aprobada, las asambleas departamentales podrán suspender de sus cargos a estos gobernadores, una vez que la justicia formalice las acusaciones.

Diferentes funcionarios del gobierno de Morales han planteado denuncias contra los gobernadores electos de Santa Cruz, Rubén Costas; Tarija, Mario Cossío; y Beni, Ernesto Suárez, por malos manejos del dinero público.

"Para descabezar las gobernaciones"

Los opositores denunciaron que la norma pretende "descabezar" las gobernaciones y alcaldías opositoras.

El jefe del frente opositor en Diputados, Mauricio Muñoz, en entrevista con BBC Mundo, calificó la ley aprobada como "anticonstitucional y violatoria de los derechos y garantías de las personas". Además, dijo, "no respeta el voto soberano del 4 de abril".

El 4 de abril, la oposición ganó tres de las nueve gobernaciones de Bolivia y siete de las 10 principales alcaldías del país. Esas autoridades asumirán sus cargos el próximo 30 de mayo.

Según la Constitución, se presume la inocencia de las personas hasta que se pruebe lo contrario, además, la Carta Magna del país le quita a las autoridades el derecho de ejercer cargos públicos sólo si hubiera sentencia ejecutoriada, es decir, en última instancia.

Pero según los opositores, esta nueva norma presume la culpabilidad y quita el cargo a las autoridades tras presentarse una acusación formal.

Rigen las autonomías

El presidente Morales se preguntó "cómo es posible que puedan ser autoridades, aquellos acusados o imputados" y aclaró que no será el gobierno el que impute a los gobernadores sino los jueces y fiscales.

Los opositores creen que el artífice de las suspensiones será el propio Morales pues fue él quien nombró a los magistrados del Poder Judicial.

El presidente de la Cámara de Diputados, Héctor Arce, destacó que con esta ley se pone en vigencia la autonomía en Bolivia.

Además, "hemos dado un gran paso en la lucha contra la corrupción y la impunidad", dijo el legislador.

Y, para terminar la sesión, sentenció: "Los que deban a la justicia que teman, los que no deban, que no teman".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.