Argentina condenó de nuevo exploración petrolera en Malvinas/Falklands

Plataforma petrolera Ocean Guardian
Image caption B. Aires protestó por lo que considera actos "unilaterales e ilegítimos" del R. Unido por las exploraciones petroleras.

La cancillería argentina entregó este lunes a la embajadora del Reino Unido en Buenos Aires, Shan Morgan, una carta de protesta por la política británica en las islas Malvinas/Falklands, en respuesta a la queja de Londres por los controles marítimos impuestos por Argentina alrededor del archipiélago.

En la misiva, Buenos Aires protestó por lo que considera actos "unilaterales e ilegítimos" del Reino Unido por las exploraciones petroleras autorizadas en la plataforma continental de las islas, según informaron fuentes de la cancillería.

En cuanto a la queja británica por la decisión argentina de imponer controles marítimos en las proximidades de las islas del Atlántico Sur, la cancillería sostuvo en la carta que las normas impuestas "regulan el tráfico marítimo de cabotaje entre puertos ubicados en territorio argentino, y, por ende, son acordes con el derecho del mar".

Lea: Malvinas o Falklands: Argentina cita a embajadora británica

Además, Argentina invitó de nuevo al Reino Unido a reanudar las negociaciones sobre la disputa por la soberanía de las islas, que se reavivó luego de que empresas británicas reiniciaran hace unos meses operaciones de explotación petrolera en la zona.

A raíz del inicio de esas operaciones, la presidenta argentina Cristina Fernández firmó el decreto 256 que exige a los barcos que naveguen por aguas argentinas que soliciten un permiso especial, aunque el ministerio de Relaciones Exteriores británico sostiene que las "áreas marítimas circundantes" a las islas "no son aguas jurisdiccionales de Argentina".

Londres también apela a la Ley Internacional y a la Convención de Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, que establecen que todos los barcos tienen derecho al pasaje legal por aguas territoriales "y tienen libertad de navegación en aguas más allá del mar territorial".

Viraje

Image caption Fernández llamó al nuevo gobierno británico a iniciar conversaciones sobre la soberanía de las islas.

Durante la última cumbre entre la Unión Europea y América Latina celebrada en Madrid, la presidenta Fernández llamó al nuevo gobierno británico -formado por conservadores y liberales- a iniciar conversaciones sobre la soberanía de las islas.

Pero voceros del Ministerio de Relaciones Exteriores británico respondieron que el país europeo "no tenía dudas" acerca de su soberanía sobre las islas.

La corresponsal de BBC Mundo en Buenos Aires, Valeria Perasso, explicó que en la Cancillería argentina hay preocupación por lo que se interpreta como un viraje importante en la estrategia diplomática del Reino Unido.

Lea: Malvinas o Falklands: Argentina quiere hablar con el nuevo gobierno británico

Según Perasso, el nuevo gobierno conservador parece haber tomado un rol más proactivo en la defensa de la soberanía que reclaman sobre las islas del Atlántico Sur, en lugar de limitarse a responder a las presentaciones de Buenos Aires, como venía ocurriendo.

Argentina alega -en palabras de su vicecanciller Victorio Taccetti- que la de los británicos es una "postura de mera fuerza", mientras que la del país sudamericano estaría fundamentada más cabalmente en el derecho internacional, señaló nuestra corresponsal.

El conflicto entre Argentina y el Reino Unido por la soberanía de las islas del Atlántico Sur llevó a ambos países a un conflicto bélico en 1982, en el que murieron 270 militares británicos y cerca de 650 argentinos.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.